Decomisos en España

Policía aborda un barco con casi 2 toneladas de cocaína y arrestan a nueve

Guía de Regalos

Decomisos  en España
El barco interceptado a unas 700 millas al sureste de Cabo Verde, con casi dos toneladas de cocaína, según la Policía española .
Foto: EFE

MADRID, España.— Policías españoles, portugueses y británicos abordaron un barco cargado con casi dos toneladas de cocaína destinada para vender en Europa y detuvieron a nueve personas, anunció el Ministerio del Interior ayer sábado.

Agentes especiales, incluso efectivos de la Agencia Británica sobre Delito Organizado, condujeron una redada en la madrugada del 15 de marzo mientras el barco estaba en el océano Atlántico, a unos 1,125 kilómetros (700 millas) al sudoeste de Cabo Verde.

“Es la mayor operación en lo que va del 2013 en nuestra lucha contra el narcotráfico”, dijo Ignacio Cosido, director general de policía de España.

Cinco tripulantes —cuatro brasileños y un surcoreano— fueron arrestados, como también cuatro supuestos organizadores, incluso el cerebro venezolano, en la ciudad portuguesa de Porto al día siguiente.

Ignacio Cosido dijo que el principal sospechoso es conocido y tiene antecedentes de narcotraficante.

La policía se incautó de numerosas bolsas de cocaína ocultas en un armario y una mochila con una gran cantidad de dólares. La cocaína llegó al astillero del puerto de Las Palmas de Gran Canaria ayer sábado, agregó.

La banda incluía un grupo numeroso de abastecedores de cocaína con sede en Venezuela, dijo la declaración del ministerio.

Poco antes de este operativo, ayer, las autoridades españolas dijeron haberse incautado de otros 590 kilogramos (unas 1,300 libras) de cocaína dentro de un velero amarrado en un embarcadero privado y arrestaron a dos europeos orientales a bordo.

Los sospechosos fueron identificados como un búlgaro de 60 años y un serbio de 30. Uno de ellos tenía una pistola cargada.

La operación comenzó cuando un barco sospechoso que surcaba aguas internacionales fue detectado rumbo a la costa mediterránea española.

Los agentes observaron que el yate entraba en el embarcadero de Sotogrande, en el sudoeste de España, con las luces apagadas y amarraba en un espigón privado. Los investigadores, provistos de una orden judicial de San Roque, también inspeccionaron varias casas en esa ciudad y en Marbella.

Las autoridades judiciales ordenaron la prisión de los sospechosos. Los arrestos se efectuaron la semana pasada.