Mexicanos también se levantan en Grandes Ligas

Conoce a lo peloteros aztecas a seguir en el Clásico Mundial de Béisbol.
Mexicanos también se levantan en Grandes Ligas
Adrián González es el máximo exponente de la pelota azteca en Grandes Ligas.
Foto: AP / Archivo

Los líderes del equipo mexicano en el Clásico Mundial de Béisbol, Yovani Gallardo y Adrián González, también se levantarán como los mejores exponentes de la pelota azteca.

De momento son 14 los mexicanos con mayor certeza de comenzar en los respectivos primeros equipos de Grandes Ligas, cifra que como puede aumentar también es posible que disminuya, con la gran influencia de las estadísticas que los peloteros tengan en la “gran carpa”, o en sucursales de las respectivas escuadras.

Los lanzadores figuran una vez más como el grueso de mexicanos en el primer nivel del “rey de los deportes” en Estados Unidos, grupo de peloteros con la consigna de dar una mejor cara por el béisbol azteca que la decepcionante mostrada por algunos en su juego de despedida del Clásico Mundial.

Adrián González es el máximo exponente de la pelota azteca en Grandes Ligas, pues además de pertenecer a uno de los equipos más queridos en el país, es el deportista “hecho en México” que percibe el cheque más jugoso, gracias a los $21 millones que recibirá este año, y con contrato hasta 2018.

Pero el “Titán” también estará en una campaña clave para cumplir este vínculo con Dodgers, pues tras su monstruoso CMB (.714 porcentaje de llegar a base, .429 promedio de bateo, 6 base por bolas), sus número en extrabase han disminuido desde que salió de Padres de San Diego, que lo convierte en un tercero o cuarto bat poco productivo.

Yovani Gallardo es uno de los lanzadores más dominantes de Estados Unidos (como se los mostró en el CMB), además de hacerlo por la vía más dolorosa para el bateador: ponche.

La cuestión particular del abridor de Brewers de Milwaukee es el inicio de los compromisos, pues cuando comienza mal no suele adaptarse. No obstante que en la segunda mitad de cada temporada suele subir su nivel al grado de colarse en las votaciones al Cy Young.

El michoacano presume un repertorio de cinco lanzamientos, donde destaca una recta que tranquilamente rebasa las 94 millas, pero especialmente su curva (considerada por muchos como de las tres mejores en Estados Unidos), que el derecho de 27 años complementa con slider, cutter y cambio.

Miguel Ángel González fue una de las más bondadosas sorpresas de la pasada campaña, pues el “charro” mostró gran temple particularmente al enfrentar al cuadro más poderoso de Estados Unidos, Yankees de Nueva York, al que silenció inclusive en playoffs, por lo que si la novena de Buck Showalter quiere repetir en postemporada necesitará de otro gran año del jalisciense de 28 años.

Luis Alfonso “Cochito” Cruz recibió un gran voto de confianza tras irrumpir con un detonante accionar en la mitad de la pasada temporada. Dodgers no movió piezas para hacerse de los servicios de algún jugador de cuadro para este año, luego de los dividendos que arrojó el nativo de Navojoa, Sonora.

Los gritos de “Cruuuuuz” fueron constantes en las gradas del Dodger Stadium para vitorear los “batazos” del antesalista, quien durante los primeros meses tendrá un puesto prácticamente seguro por la lesión de Hanley Ramírez, aunado a su poderosa pretemporada en la que encabezó al equipo en cuadrangulares (4).

Jorge de la Rosa también es un abridor habitual en Rockies de Colorado, esto cuando las lesiones lo respetan. El lanzador regiomontano afronta esta temporada tras casi año y medio de haber sometido a cirugía Tommy John, pero cerró con buen augurio el año anterior al poder lanzar sin problemas.

Jaime García (Cardenals de San Luis) fue uno de los que optó por no arriesgar su brazo en el CMB, pese a tener garantizado su lugar en la rotación de San Luis. Un spring training (pre-temporada) completo augura que el abridor debiera tener un gran año con Cardenales, con la consigna de evitar el talón de Aquiles de la mayoría de pitchers izquierdos… la base por bolas.

Luis Alonso Mendoza (Royals de Kansas) es uno de los abridores aztecas que menos ruido y reflectores atrae, pero cuyos números comienzan a destacar y observarse en distintas novenas. Si bien un lugar en la postemporada es casi una utopía para su equipo, se ha ganado su labor como abridor en la novena.

El exsegunda base de Yankees de Nueva York cambió de aires para tener más oportunidades de jugar, situación que se vislumbra favorable por el panorama distinto que tendrá en Bravos de Atlanta, donde no está detrás de estelares como Jeter o Canó, además de contar con buenas actuaciones en CMB y spring training.

Marco Estrada una vez más opta a ser de los que cubran descansos o quinto espacio en la rotación de inicialistas de Brewers de Milwaukee, caso similar al de Rodrigo López (Philies de Filadelfia), quienes comenzaron con la mira desajustada tanto en CMB como en la pretemporada.

Alfredo Aceves (Red Sox de Boston), Luis Ignacio Ayala (Orioles de Baltimore) y Fernando Salas (Cardenals de San Luis) figurarán en sendos bullpens de Grandes, así como Oliver Pérez (Mariners de Seattle); en tanto que Alfredo Amézaga figura en el roster de Dodgers de Los Ángeles, aunque con un rol que dista de ser habitual en cada juego.

Otro que pasó recientemente por la cirugía Tommy John es Joakim Soria, el extemido cerrador de Kansas que perdió su toque en la pasada temporada, e irónicamente fue traspasado a un equipo contendiente como Rangers de Texas, donde deberá trabajar arduamente para ganarse un rol en el bullpen de Ron Washington.

Sin embargo, Soria está oscilando en la lista de espera, así como los casos de otros serpentineros como Óscar Villarreal (Boston), Arnold León (Atletics de Oakland), Marco Duarte (Boston), Héctor Daniel Rodríguez (Braves de Atlanta) y Edgar González (Astros de Houston).