Buscan pena capital para James Holmes

Aplazan a mes de febrero comienzo de juicio por matanza
Buscan pena capital para James Holmes
Robert y Arlene Holmes llegan a la corte para una audiencia de su hijo, sospechoso de matanza en el Teatro Aurora.
Foto: AP

CENTENNIAL, Colorado.— El juez que lleva el caso de la matanza en un cine de Colorado aplazó el lunes hasta febrero del año entrante el comienzo del juicio, en una jornada en que la fiscalía anunció que buscará la pena de muerte contra el acusado, James Holmes.

Había propuestas para que el proceso diera inicio en agosto, pero las partes coincidieron el lunes en que se posponga ante el interés de la fiscalía en lograr la pena capital. El juez advirtió que podría haber otro aplazamiento.

La fiscalía acusa a Holmes de ser responsable del ataque ocurrido el año pasado en un cine en el que murieron 12 personas y 70 resultaron heridas, hechos que obligaron la promulgación de nuevas restricciones sobre el control de armas de fuego en Colorado.

Aunque no fue sorpresa, la fiscalía fijó su postura en una audiencia que tuvo lugar cuatro días después de que rechazara públicamente la propuesta de los abogados de Holmes de que éste se declarara culpable para evitar la ejecución. Holmes era estudiante graduado en neurociencias.

La fiscalía dijo que carecía de validez la propuesta de la defensa, aunque todavía podrían aceptarla antes de que el caso vaya a juicio.

La decisión de buscar la pena de muerte demorará el comienzo del juicio hasta febrero cuando menos, y el juez reconoció que incluso esa fecha podría ser insuficiente para la preparación de todas las partes.

“Es mi determinación y mi intención que en este caso se haga justicia con la aplicación de la pena de muerte contra James Eagan Holmes”, dijo el lunes en la audiencia el fiscal federal del condado de Arapahoe, George Brauchler.

El fiscal pronunció tranquilo sus palabras y sin titubeos deliberadamente.

Holmes estaba sentado y de espaldas hacia la prensa; no se escuchó que emitiera alguna declaración audible en reacción a la postura del fiscal.

Los padres de Holmes estaban sentados juntos en el recinto mientras entrelazaban sus manos y dedos.

Los padres del acusado permanecieron tranquilos igual que las víctimas en la corte cuando Brauchler anunció su decisión. El fiscal aclaró que no había compartido su postura con nadie más.

Brauchler dijo que conversó personalmente sobre el caso con 60 personas que perdieron algún pariente en el ataque. En general, los fiscales han consultado a 800 víctimas y parientes.

Bryan Beard, cuyo mejor amigo Alex Sullivan pereció en los hechos, se encontraba durante el anuncio entre las personas que colmaron la sala de audiencias.

“Tuve una gran descarga de adrenalina”, afirmó. “Me encantó la decisión [del fiscal], me encantó, me encantó… Espero estar en la sala (de testigos) cuando (Holmes) muera”, apuntó.

Los abogados de Holmes tienen previsto argumentar que su defendido no es culpable porque no estaba legalmente bien de la cabeza cuando ocurrieron los hechos el 20 de julio de 2012.

La defensa no presentó en marzo la solicitud para que el acusado se declare culpable porque —dijo— no podían hacerlo hasta que la fiscalía formalizara su decisión de ir por la pena de muerte.

Según los investigadores, Holmes acopió metódicamente armas y municiones para perpetrar el ataque durante la proyección de la película de Batman “The Dark Knight Rises”, en un cine atestado, y colocó trampas explosivas en su departamento para que estallaran y distrajeran a la policía cuando ésta acudiera al lugar.

La abogada de Holmes, Tamara Brady, dijo que las defensa harán lo necesario para proteger la vida del acusado y por lo tanto no quieren un juicio precipitado.