Lleva doce libras en un mes

Con gran fuerza de voluntad, la estudiante sigue su estricto régimen
Lleva doce libras en un mes
Daisy Villanueva, de 16 años y estudiante de Santee High School sigue con éxito en el programa Weight Revolution
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

A un mes de haber iniciado un programa de dieta, ejercicio y consejería, Daisy Villanueva, de 16 años, ha logrado perder 12 libras.

En las primeras dos semanas perdió 7 libras, y en estas últimas dos semanas otras cinco.

Daisy es parte de un programa de la escuela Santee High School y la Fundación San Miguel llamado Weight Revolution, en el cual recibe semanalmente una cita con una doctora que monitorea su progreso en la Clínica San Miguel, un calendario de actividades físicas en la escuela y apoyo emocional para poder resistir la tentación de retirarse del programa y continuar con sus antiguos hábitos alimenticios.

“Estas últimas dos semanas han sido especialmente difíciles porque fue Easter (Semana Santa). Mi familia lo celebró con deliciosas comidas de salmón y mojarra y yo no podía comer nada de lo que prepararon porque sólo puedo comer la comida que me dan en el programa”, dijo Daisy.

Parte del acuerdo que ella aceptó para permanecer en el programa es que sólo puede comer la comida empacada en cajas que le dan cada sábado. Su único espacio para ser creativa y agregarle un poco de variedad a sus alimentos, son las ensaladas que ella misma prepara para acompañar el almuerzo y la cena.

“A pesar de hacer mucho ejercicio todos los días y de no salirme de la dieta ni una sola vez, la última vez que me pesaron en la clínica (sábado 30 de marzo) sólo había perdido 2 libras en esa semana. Esto me hizo sentir muy mal porque había trabajado mucho y esperaba haber perdido más peso. Pero la doctora me dijo que no me desanimara, que es normal, a veces se pierde más y otras veces no tanto… por lo menos sigo perdiendo peso”, agrególa joven.

A ella le gusta cocinar ya sea en competencias en la escuela o para otros. Ese es uno de sus pasatiempos preferidos.

“Ahora que sé más de nutrición, de cómo preparar la comida más saludablemente puedo ayudar a mi familia. Cocinamos juntos y les ayudo a que ellos también puedan perder peso… yo me encargo de preparar principalmente la ensalada, así me aseguro que es saludable y que no tiene mucha sal, aceite o cualquier otra cosa que le pueden agregar”, dijo.

Una de sus recetas favoritas de aderezo para su ensalada de lechuga y espinacas, contiene el jugo de la mitad de una naranja, blue berries, jengibre, ajo. Es muy bajo en calorías, no contiene sal, azúcar o grasas y le da su toque personal a la comida que de otra forma sería un puñado de hojas para acompañar la comida de una caja.

Para darle ánimos, la mamá de Daisy ya le compró un vestido talla 16. Antes de que su dieta comenzara ella era talla 20.

“Yo no he sido talla 16 desde que estaba en octavo grado (hace 2 años)”, dijo muy sonriente la adolescente, quien trata de no desanimarse y seguir adelante en este esfuerzo que a pesar de las dificultades, ya empieza a arrojar sus primeras satisfacciones.

Faltan alrededor de ocho semanas para que se termine el año escolar y su dieta.

En las doce semanas que dura este programa, su meta es perder 40 libras, de las 100 libras que tiene de sobrepeso. Le faltan 28 libras y ocho semanas. ¿Lo logrará? Ella necesita perder un promedio de 3 libras cada semana para lograrlo. Ella asegura que sí, que está determinada a seguir adelante y a tener un estilo de vida saludable.