Obama propone su presupuesto

Dice que 'plan no es ideal' pero protegerá programas sociales
Obama propone su presupuesto
El presidente de EEUU, Barack Obama, en una rueda de prensa, en la Casa Blanca, en Washington, D. C. La propuesta de Obama incluirá un menor crecimiento de los programas sociales para los más pobres.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (Servicios de La Opinión).— El presidente de EEUU, Barack Obama, reconoció ayer que el presupuesto que presentará la semana que viene no es su “plan ideal” e incluye “duras reformas”, pero aseguró que permitirá proteger los programas sociales y reducir el déficit.

En su discurso radiofónico de los sábados, el mandatario indicó que está dispuesto a abordar las “duras reformas para garantizar el futuro del Medicare”, un programa de sanidad para jubilados que los republicanos piden que se reforme en profundidad, algo a lo que los demócratas se resisten.

“Pese a que no es mi plan ideal para reducir el déficit, es un compromiso que estoy dispuesto a aceptar”, indicó el Presidente.

Para Obama un acuerdo entre los dos partidos es vital para evitar prolongar las soluciones a corto plazo de un Congreso dividido entre republicanos y demócratas, que han elevado la incertidumbre sobre el rumbo de la primera economía mundial.

Asimismo, el Presidente dijo que la propuesta presupuestaria que presentará el miércoles 10 de abril será consistente con su intención de realizar una reforma fiscal que elimine deducciones a los altos ingresos para evitar “que un billonario pague una tasa impositiva más baja que la de su secretaria”.

La propuesta de Obama incluirá un menor crecimiento de los programas sociales para los más pobres, veteranos de guerra y mayores, pero exigirá una mayor presión fiscal a los más ricos, algo que han intentado evitar los republicanos.

Los recortes de gasto y el aumento de los ingresos por impuestos permitirían a Estados Unidos una reducción del déficit de 1.8 billones de dólares en 10 años, de manera que se puedan reemplazar los recortes automáticos e indiscriminados al presupuesto que comenzaron a ejecutarse en marzo.

“Mi presupuesto reducirá el déficit sin tener que echar mano de recortes irresponsables, sin una dirección, que afectan a estudiantes, jubilados y familias de clase media”, aseguró Obama, quien explicó que su propuesta será “equilibrada” y “es la que demandan la inversión y el crecimiento económico”.

En su mensaje, Obama dijo que lograría la reducción del déficit con la aplicación de “reformas difíciles” al Medicare —el programa gubernamental de apoyo a los ancianos— y la implementación de “una reforma fiscal con sentido común que incluya cerrar resquicios fiscales para los acaudalados”.

Sin embargo, el mandatario no hizo referencia alguna a los efectos que su presupuesto tendría en la Seguridad Social y otros programas sociales.