Trabajadores piden aumento

Negociaciones recién comienzan oficialmente en el mes de junio
Trabajadores piden aumento
Los trabajadores del condado salieron a protestar en Los Angeles, con miras a la negociación del nuevo contrato.
Foto: La Opinión - . Ciro Cesar

Han pasado varios años desde que unos 50,000 empleados del condado del Los Ángeles recibieron aumento salarial.

Es más, algunos empleados como Fernando Anaya, cocinero del Departamento del Sheriff, recuerda que en el 2006, cuando se negoció el último incremento, estaban muy satisfechos con el 10% dividido en tres años.

Pero después llegó la crisis económica y Anaya se contaba entre los afortunados de tener un trabajo estable.

“Cuando llegó la crisis todos decidimos ayudar al condado y juntos evitamos que se dieran layoffs (despidos). Ahora la situación es diferente, ya salimos de la crisis y queremos que se nos tome en cuenta ahora que están preparando el presupuesto para el próximo ano”, dijo Anaya.

El director ejecutivo del Condado, William Fujioka, presentó ayer ante la Junta de Supervisores el presupuesto sin déficit ni recortes de 24,699 millones de dólares para el año fiscal 2013-2014.

La presidenta del Sindicato SEIU, Mary Kay Henry, aprovechó la oportunidad para pedirle a las autoridades de Los Ángeles que no se olviden del apoyo y sacrificios que han hecho los empleados públicos durante los años de crisis.

“Ahora que es un mejor momento es importante que se reconozca la contribución de los empleados”, dijo Henry.

Aunque las negociaciones no comienzan oficialmente hasta junio, cientos de trabajadores públicos salieron ayer en la mañana a las calles para apoyar un incremento salarial.

“Esta protesta marca el inicio de nuestras acciones con miras a la negociación del nuevo contrato. Ni me acuerdo cuando fue la última vez que tuvimos un aumento”, dijo el cubano americano Jefferson DuRoux, empleado del Departamento de Servicios Sociales.

SEIU estima que unos cuatro mil acudieron al llamado de llegar a la reunión semanal de la Junta de Supervisores en la que se presentó el presupuesto del próximo año fiscal.

Varias calles fueron cerradas alrededor del edificio Kenneth Hahn, ubicado frente a la Catedral de Los Ángeles.

Por su parte, Fujioka dijo que el condado reconoce la importancia de darle un incremento salarial a los empleados.

“Hemos compartido los sacrificios durante los momentos difíciles y ahora que nos sentaremos a la mesa de negociaciones podremos abordar el tema. Nosotros comprendemos la necesidad de que haya incrementos”, dijo Fujioka a La Opinión.

La Supervisora Gloria Molina agregó que los empleados se merecen un aumento y que ahora que hay un poco más de dinero estarán negociando los incrementos.