CE critica plan de la Fed sobre capital de bancos extranjeros

El comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, anticipa potenciales "efectos de represalia" debido a la medida
CE critica plan de la Fed sobre capital de bancos extranjeros
La medida impondría a las filiales de bancos europeos en EEUU requisitos de capital, de liquidez y de apalancamiento más duros. En la foto, el director de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
Foto: Archivo / EFE

Bruselas – El “radical” plan de la Reserva Federal de EEUU de obligar a los bancos extranjeros a disponer de más capital podría provocar reacciones proteccionistas y perjudicar su posición frente a las entidades estadounidenses, afirma la Comisión Europea en una carta remitida al presidente de la Fed, Ben Bernanke.

El comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, advierte en la misiva conocida hoy de potenciales “efectos de represalia” de la medida, que impondría a las filiales de bancos europeos en EEUU requisitos de capital, de liquidez y de apalancamiento más duros, y de una posible “fragmentación de los mercados bancarios y marcos reguladores globales”.

Eso tendría “consecuencias previsibles en términos de una mayor concentración de mercados y una menor competencia”, señala Barnier.

Agrega que la medida, propuesta en diciembre pasado por la Reserva Federal, también supondría costes más altos para los bancos, especialmente para los internacionales y, por ende, repercutiría negativamente en su capacidad de financiar la economía real.

A juicio del comisario francés, la regulación propuesta por Estados Unidos representa una desviación “radical” de la actual política estadounidense sobre la supervisión consolidada de bancos extranjeros, de una manera que “podría frustrar los esfuerzos de garantizar una implementación consistente de los estándares de Basilea III”, los requisitos de capital internacionales.

Posibles efectos de la medida

Barnier afirmó que las normas propuestas por la Reserva Federal se basan en la estrategia de “una medida vale para todos” para la supervisión consolidada de bancos extranjeros en EEUU, impidiendo que los supervisores estadounidenses puedan recurrir, bajo ciertas condiciones, al capital que pueda suministrar a su filial la matriz.

También evita que puedan apoyarse en la supervisión o regulación sobre una base consolidada a las que está sujeta la matriz en su país de origen, destaca el comisario francés en su misiva.

Barnier recuerda a Bernanke que el marco regulador de la Unión Europea (UE) exime a las filiales de bancos extranjeros presentes en Europa de ciertos requisitos, particularmente en el área de la supervisión consolidada, siempre y cuando estén sujetos en el país donde la entidad tiene su sede, a una supervisión y a unas normas equivalentes a las que se aplican en los Veintisiete.

“Esperaría que se aplicara el mismo enfoque en otras jurisdicciones, especialmente en aquellas que se implican activamente en la armonización de normas bancarias a nivel global”, sostiene el comisario de Mercado Interior y Servicios.

Alertó además del impacto negativo en el necesario equilibrio del “campo de juego” entre los bancos estadounidenses y extranjeros en EEUU.

?>