Fiscalía de LA decide el futuro del caso Bell

Todavía hay alrededor de 42 cargos que quedan sin resolverse
Fiscalía de LA decide el futuro del caso Bell
Activistas de BASTA participaron en una demostración en Bell frente al Ayuntamiento de la ciudad. Algunos de los miembros son incluso residentes de Bell.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La Procuraduría del condado de Los Ángeles (DA) decidirá hoy si vuelve a presentar las acusaciones por corrupción que siguen pendientes contra cinco exfuncionarios del gobierno de Bell.

“Nuestros fiscales darán a conocer si sometemos de nuevo a juicio a los acusados con los cargos que el jurado dejó pendientes”, dijo Jane Robison, vocera de la fiscalía condal.

Si eso ocurre, explicó la portavoz, entonces el juez fijaría fecha para el nuevo juicio.

Hace un mes una jueza anuló 42 cargos contra el exalcalde Óscar Hernández y los exconcejales George Cole, George Mirabal, Teresa Jacobo y Víctor Bello por el impase de un caótico jurado.

Un día antes el panel los declaró culpables de 21 cargos por cobrar demasiado como integrantes de la Autoridad de Desechos Sólidos de Bell y absolvió al pastor Luis Artiga.

“Seguimos esperando a que el DA presente los cargos una vez más y se vayan a un nuevo juicio para que el poder de la justicia sea completo”, señaló Denisse Rodarte, vocera de la Asociación para Detener el Abuso en Bell (BASTA).

“Son cargos en los que el jurado no tomó una decisión, aunque sí los declararon culpables de otros”, subrayó asimismo la portavoz.

Acusados de elevarse el sueldo a casi 100,000 dólares anuales, los exfuncionarios de Bell ya son considerados un símbolo de la corrupción política en Estados Unidos.

El juicio en su contra, que se extendió por cuatro semanas de testimonios y 18 días de deliberaciones, terminó abruptamente con esta frase de la jueza Kathleen Kennedy: “Me parece que todo el infierno se ha desatado”.

La defensa dijo que esperará a que fiscales tomen una decisión para comentar al respecto.

“No creo que la Fiscalía de Distrito ya haya decidido qué es lo que quieren hacer”, manifestó ayer Shepard Kopp, abogado de Jacobo.

Los representantes legales de los “Cinco de Bell” sugirieron tras del veredicto de Kennedy que parte de su estrategia sería tratar de derribar por completo el caso, argumentando que hubo presión en el debate para declarar culpables de 21 cargos a los exfuncionarios.

Un jurado reveló a la prensa que la tensión dentro del grupo subió en los últimos días.

Según expertos legales, no todo estaría perdido para la Fiscalía, citando el caso del productor musical Phil Spector, que en 2009 fue condenado a 19 años de prisión por asesinato en segundo grado, luego que el juez anulara el caso por el impase del jurado y la procuraduría condal abriera un nuevo juicio.

Rodarte espera que los fiscales presenten una mejor estrategia en el juicio que en unas semanas se realizará contra el exadministrador Robert Rizzo, que ha sido señalado como la “mente maestra” detrás de la corrupción en Bell. A él se le imputan 69 cargos, entre éstos malversación de fondos públicos.

“Él fue elegido para servir, no para robar”, subrayó la vocera de BASTA.