Nace una estrella del pitcheo, Matt Harvey

Nace una estrella del pitcheo, Matt Harvey
Matt Harvey.
Foto: AP

NUEVA YORK – Como todo un as del pitcheo, Matt Harvey tomó una vez más la lomita de los Mets para lanzar otro de sus primeros juegos en las Grandes Ligas. Contra los Dodgers el novato sensación del equipo de Flushing hizo uso la colina del Citi Field con una confianza que inspiró a sus compañeros de equipo.

Este miércoles, durante una noche primaveral fresca y temperatura rondando los 50 grados, el público en el nuevo parque del equipo neoyorquino de la Liga Nacional siguió, lanzamiento tras lanzamiento, los envíos de quien se perfila como una nueva estrella del pitcheo grande.

Harvey, quien apenas tiraba su quinto juego, entró al ruedo con marca perfecta de 4-0 y un bajo promedio de 0.93, el mejor de todos los lanzadores del ‘big show’ a esta altura de la temporada.

Este joven lanzallamas derecho de 24 años, al entrar en acción contra los Dodgers, sólo había recibido 10 imparables en sus cuatro anteriores salidas, el primero en este béisbol moderno en lograr tal hazaña, desde el 1900. Además, el nativo de New London, CT., llegó a su quinta presentación monticular, metido de lleno entre los mejores en otros departamentos del pitcheo. Su promedio contra los bateadores estaba arriba en .108.

Harvey, seleccionado primero por los Mets en el draft del 2010 (séptimo entre todos) se ha llevado mucho elogio por su labor. En la temporada pasada terminó con record de 3-5 (2.73) lanzando 59.1 entradas en 10 juegos.

El manager Terry Collins lo considera como la revelación del año. “Es grandioso y se perfila como un as, por su juventud y consistencia”, dijo el piloto de los Mets.

En juego que le tiró a los Dodgers, Harvey utilizó su recta sobre las 90 millas por hora. La curva y el cambio de velocidad también estuvieron a la orden del día.

Aunque estuvo dominante en los primeros cinco actos, Harvey no pudo conseguir la victoria, pero siguió con 4-0 al salir sin decisión. Un jonrón de Matt Kemp, cerca del poste del jardín derecho con uno a bordo, fue suficiente para que los Dodgers desempataran el partido a su favor (3-1) que se encontraba 1-1. Pero más tarde, en la parte baja del noveno, los Mets volvieron a empatar 3-3.

Finalmente Nueva York ganó este juego 7-3 en 10 actos, con jonrón de Jordan Valdespín con las bases llenas.

En dicho encuentro, Harvey tiró 6.0 innings, permitiendo cuatro hits y tres carreras. Ponchó a siete y caminó a uno, para llevar ahora su marca a 1.54 en carreras limpias permitidas.

?>