Técnico del Liverpool critica el castigo a Suárez

La sanción que la FA le propinó al delantero uruguayo por 'mordelón', sigue dando de qué hablar, tanto que ahora es el timonel rojo el que 'dispara' en su defensa.
Técnico del Liverpool critica el castigo a Suárez
El estratega Brendan Rodgers sale al paso en el caso "Luis Suárez, mordelón".
Foto: EFE

LIVERPOOL, Inglaterra.- Molesto por la dureza de la sanción de 10 partidos al uruguayo Luis Suárez luego de que mordió a un rival, el técnico Brendan Rodgers lanzó el jueves una intensa defensa del delantero del Liverpool por considerar que el castigo es desproporcionado a la falta.

Suárez recibió una de las suspensiones más largas en el fútbol inglés por mal comportamiento sobre la cancha luego de que mordió al serbio Branislav Ivanovic el domingo durante el partido que Liverpool empató 2-2 ante el Chelsea.

“Tiene una sanción que no encaja realmente con lo que hizo”, señaló Rodgers. “No puedo evitar ver lo ocurrido y ver la sanción que se le puso a Luis por el incidente, y siento honestamente que el castigo va contra el hombre –compartiendo lo que dice la Federación Uruguaya de Fútbol-, más que simplemente penalizar el incidente. Eso es lo que siento”.

Para respaldar su teoría, Rodgers mencionó una ofensa similar en 2006 cometida por el delantero Jermain Defoe del Tottenham, que sólo recibió una tarjeta amarilla. Defoe no fue castigado más porque el árbitro vio el incidente en el momento que ocurrió, lo que significa que éste ya no podía ser examinado en forma retroactiva. Ese mismo año, Sean Hessey del Chester fue penalizado con cinco partidos por morder a Liam Dickinson de Stockport.

“Es difícil aceptar que él (Suárez) haya recibido eso cuando las comparaciones con otros incidentes son algo distintas”, dijo Rodgers. “Es la dureza del castigo la que ha dolido más. Es algo con lo que estamos muy decepcionados“.

Un panel disciplinario falló que una penalización normal de tres encuentros era “evidentemente insuficiente” y le añadió siete partidos a la suspensión de Suárez, la cual lo deja fuera el resto de la campaña y los primeros seis juegos de la próxima.

Suárez tiene hasta el viernes para apelar contra los siete partidos adicionales en su sanción.

El uruguayo, al que el Liverpool multó luego de que reconoció haber mordido a Ivanovic, fue castigado con siete encuentros en 2010 por una ofensa similar cuando jugaba para el Ajax en un partido frente al PSV Eindhoven en la liga holandesa. Ese incidente le granjeó el apodo de “Caníbal del Ajax”.

Suárez también fue suspendido ocho juegos en diciembre de 2011 por proferir insultos racistas contra el zaguero Patrice Evra del Manchester United durante un duelo.

“Reflexionando, siempre que uno lo ve fríamente, fue conducta violenta. El club de fútbol lo reconoció, Luis lo reconoció; entendía que necesitaba ser castigado”, dijo Rodgers. “Pero creo que tenemos un castigo que absolutamente carece de intención de ayudar a la rehabilitación del jugador. Eso es lo que es decepcionante. Tal vez necesita un poco de ayuda”.

?>