9 mitos sobre el cáncer

Es importante conocer sobre esta enfermedad de fuentes confiables.
9 mitos sobre el cáncer
El Dr. Raymundo Romero, oncólogo del Centro de Cáncer Cecilia González de La Hoya, revisa unas radiografías de seno.
Foto: La Opinión - / Ciro César

Es muy fácil confundirse con los numerosos mitos acerca de este padecimiento, pues afirmaciones preocupantes circulan todos los días en medios de comunicación e internet.

Así, creemos de manera equivocada que objetos y productos (como plásticos, alimentos y dispositivos electrónicos), lo que hacemos, o lo que sentimos, son causa de cáncer.

Gran parte de la información errónea puede causar angustia innecesaria por la propia salud y la de nuestra familia. Antes de ser víctimas de la desinformación y del miedo, revisemos los mitos más difundidos acerca del cáncer:

1. Es hereditario: No se sabe qué causa la mayoría de los cánceres, el 95% ocurren espontáneamente. Sólo del 5 al 10% de ellos (seno, colon y recto, y ovario) son hereditarios. Aún cuando los genes de esta enfermedad pasen de padres a hijos, sólo aumenta la probabilidad de desarrollarla y no significa que en todos los casos. Otro mito es que sólo las mamás pasan los genes mutados que lo causan, cuando las mutaciones pueden ser heredadas de cualquiera de los dos padres.

2. Colocar en el microondas contenedores y envoltorios de plástico, liberan en los alimentos sustancias dañinas: El hecho es que los contenedores plásticos para este tipo de hornos son seguros, pero algunos recipientes no hechos para este uso sí podrían afectar, por lo que es conveniente asegurarse de que los trastos y empaques tengan una leyenda que diga que pueden ser utilizados en el microondas.

3. Beber agua fluorada causa cáncer: Esta relación se ha discutido por mucho tiempo. Los resultados de los estudios de investigación han demostrado que ingerirla no incrementa el riesgo de desarrollarlo.

4. Usar teléfono celular: Es un mito muy popular, pero hay innumerables estudios que no han encontrado asociación entre la exposición a las radiaciones de un teléfono celular y el desarrollo de esta enfermedad.

5. Algunas heridas: Esta es una creencia que se remonta al año 1800. Una caída, golpe o herida no lo causa. Algunas veces, al visitar al doctor por una lesión se puede detectar que ya estaba presente y se descubre durante la consulta. También, puede suceder que a una zona herida, se le preste más atención y por ello se descubra un tumor que ya existía.

6. Lo que se piensa, dice o siente: Esto no puede causar cáncer, muchos niños con esta enfermedad, así como sus hermanos y hasta sus padres, creen que es causado por algo que hicieron o no hicieron, alguna cosa que dijeron o algo que pensaron. El cáncer no es culpa de nadie, en el 95% de los casos no se conoce la causa.

7. Es una sentencia de muerte: La mayoría de los cánceres que ocurren en la población pediátrica son curables. Tres de cada cuatro niños con leucemia se curan sólo con la quimioterapia. La curación depende de una detección oportuna y de la posibilidad de recibir el mejor tratamiento.

8. Es contagioso: Siempre debemos recordar que no es una enfermedad que pueda ser contagiada por otras personas. Sin embargo, algunos virus que sí lo son pueden causarlo, por ejemplo el virus del papiloma humano que se transmite sexualmente, incrementa el riesgo de desarrollar cáncer del cuello uterino, así como de cabeza y cuello.

9. Existe una cura, pero no quieren hacerlo público: No puede haber nada más lejano a la verdad que este mito. Cada tipo de cáncer es diferente dependiendo de su origen, tipo de célula afectada, diseminación en el cuerpo y respuesta individual al tratamiento. Existen más de 200 tipos distintos y definitivamente, no existe una cura mágica para todos ellos.

Estos son sólo algunos de los mitos conocidos acerca de esta enfermedad. Hay que ser prudentes con lo que se lea o escuche sobre el cáncer, lo mejor siempre será buscar información basada en evidencia científica.

* Dra. Laura Suchil Bernal, médico oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología de México.

Colaboración de Fundación Teletón México.

“La prudencia empodera tus palabras”

Bojorge@teleton.org.mx