Otro revés para Arizona

Votantes no tendrán que demostrar ciudadanía: Corte Supre
Otro revés para Arizona
Votantes no tendrán que demostrar ciudadanía, según determinó ayer la Corte Suprema, como buscaba la Prop. 200, de Arizona.
Foto: authors

WASHINGTON, D.C.— La Corte Suprema invalidó ayer una ley del estado de Arizona que exigía dar pruebas de ciudadanía antes de registrarse para votar. Un legislador en el Congreso intentará revivir la propuesta a nivel federal.

El caso titulado “Arizona vs. Inter Tribal Council” registró un voto 7-2. Con esto, el tribunal determinó que la ley estatal no puede ejecutarse, ya que es invalidada por la ley federal sobre registro de votantes, aprobada en 1993.

“No existe una base sólida para que la Corte disponga, por primera vez, respecto a que algunos estatutos federales que rigen la ley estatal deben ser interpretados con reglas diferentes”, escribió en el fallo el juez Anthony Kennedy. Los jueces de tendencia más conservadora, Clarence Thomas y Samuel Alito se opusieron al veredicto.

Hoy en día si una persona desea registrarse para votar, debe firmar una declaración donde jura que es ciudadano. Pero Arizona aprobó la Proposición 200, que exige a los votantes probar su estatus, con documentos como certificado de nacimiento, pasaporte o tarjetas de identificación de tribus nativo americanas.

De acuerdo a Brennan Center for Justice, cerca de 13 millones de estadounidenses no poseen documentación para probar que son ciudadanos.

Originalmente, el caso fue llevado a las cortes por Jesús González, un ciudadano naturalizado, al que se le negó la posibilidad de registrarse bajo los criterios de la Proposición 200.

De acuerdo a MALDEF, en los últimos dos años, Arizona ha negado 31,500 aplicaciones de registro, porque los postulantes no presentan la documentación adicional exigida.

Diversas organizaciones hispanas de derechos civiles dieron la bienvenida al fallo y lo calificaron como un avance enorme para asegurar el derecho a voto.

“La Corte Suprema confirmó lo que hemos sabido por años: la Proposición 200 estaba destinada a suprimir el voto latino, con la excusa de reducir el fraude electoral. Los líderes políticos de Arizona recibieron nuevamente el mensaje. No pueden ignorar la ley federal”, aseguró Petra Falcón, directora ejecutiva de Promise Arizona.

A pesar del fallo en el tribunal, la pelea aún no ha terminado. Ayer el senador Ted Cruz (R-TX) anunció que presentará una enmienda a la ley de inmigración que contrarreste la decisión. Sin embargo, es probable que la propuesta no alcance a ser votada y si lo es, es difícil que obtenga los 60 votos necesarios para ser aprobada.