La selección ‘charrúa’ por su pase a semifinales en la Confederaciones

Uruguay saldrá a la cancha probablemente sin la presencia de su capitán Diego Lugano, por acumulación de dos tarjetas amarillas. Lo podría suplir Sebastián Coates.

Guía de Regalos

La selección ‘charrúa’ por su pase a semifinales en la Confederaciones
Forlán listo para enfrentar al equipo que se ha ganado la simpatía de los aficionados al fútbol.
Foto: AP

Recife, Brasil – La selección de Uruguay, supuestamente con varias modificaciones en la alineación habitual, se enfrentará mañana a la inexperta Tahití en la búsqueda de su clasificación para las semifinales de la Copa Confederaciones donde se mediría a Brasil o Italia.

Los ‘celestes’ llegan al partido con la moral alta tras vencer en la jornada anterior a Nigeria (2-1), en un partido clave para sus aspiraciones de acceso a las semifinales, al que llegaron tocados tras ser superados ampliamente por España en el debut a pesar del corto 1-2 final.

Esos dos partidos, que supusieron un desgaste físico y sicológico importante, fueron precedidos, el día 11 por el encuentro que los uruguayos le ganaron a domicilio 0-1 a Venezuela (0-1) en el torneo clasificatorio para la Copa del Mundo del 2014. Un resultado que les permitió recuperar posibilidades de estar en la cita mundialista.

Debido a esa sucesión de partidos complicados y al desgaste físico de varias de sus figuras, el seleccionador Oscar Washington Tabárez, supuestamente dará descanso a varios de los titulares pensando, además, en el choque de semifinales.

El Grupo B es liderado por España con 6 puntos y +11 de saldo de goles; mientras Nigeria (+5) y Uruguay (0) tienen 3 ptos.; siendo colista Tahití, sin puntos y con -15 en el saldo goleador.

La victoria de los ‘celestes’ frente al casi aficionado equipo tahitiano se da por descontada ante la gran diferencia entre ambas selecciones.

Aunque Tabárez no dio nombres, la baja del defensa y capitán Diego Lugano, por acumulación de dos tarjetas amarillas, seguramente la suplirá Sebastián Coates.

También es más que probable el descanso para el máximo goleador de la reciente Liga de Italia, Edinson Cavani, que recibió una tarjeta amarilla y en caso de ver la segunda se perdería el partido de semifinales.

Tabárez realizó tres modificaciones “por razones tácticas”, según explicó, en el equipo que se enfrentó a Nigeria y en relación al que jugó frente a España; y ante Tahití se esperan varias mas.

Si como parece lógico Brasil logra al menos un empate frente a Italia en la última jornada del Grupo A, los uruguayos se verían las caras con los brasileños en las semifinales y España los haría ante Italia.

“Ningún partido se gana antes de jugar pero el panorama más probable es ese (que los celestes se crucen con Brasil en semifinales). A nosotros nos suelen llamar de aguafiestas y nos resulta un elogio”, dijo recientemente Tabárez en conferencia de prensa y casi a modo de advertencia.