Mundial, su nueva meta

Raúl Jiménez y Diego Reyes se permiten soñar con Brasil 2014
Mundial, su nueva meta
A Raúl Jiménez y Diego Reyes (izq.) les gustó jugar en la Copa Confe- deraciones y ahora se ilusionan con volver a Brasil en el 2014.
Foto: MEXSPORT

BELO HORIZONTE, Brasil (NTX).— Los juveniles canteranos del América, el defensa Diego Reyes y el atacante Raúl Jiménez, cumplieron su deseo de jugar un partido oficial con la selección mexicana mayor, pero quieren más y buscarán estar en el Mundial de Brasil 2014.

Los dos elementos tuvieron la oportunidad de participar en el tercer encuentro de la ronda de grupos de la Copa Confederaciones Brasil 2013, donde el Tricolor se impuso por 2-1 a Japón y la experiencia fue grata

“Siempre soñamos con vestir esta playera. Y hacerlo juntos fue realmente muy bonito”, señaló Diego Reyes, quien a partir de la siguiente temporada jugará con el equipo Porto de Portugal.

Descartaron estar nerviosos en el partido ante los nipones, pues antes participaron en cotejos con el Tricolor en categorías inferiores, lo que sin duda les ayudó para dejar la inquietud de lado.

“Nos ha ayudado muchísimo tener un proceso largo. Aunque sea en categorías menores, uno entiende lo que significa vestirse de verde y esa experiencia resultó fundamental”, comentó Reyes.

Mientras tanto, Raúl Jiménez indicó: “Sirve para venir ya encarrerados. El triunfo en los Juegos Olímpicos nos ayudó a vivir un entorno de presión, con estadios siempre llenos, como los que se viven en la absoluta”.

Ambos jugadores, entrevistados para el portal de la FIFA, mostraron su entusiasmo por haber participado en la Copa Confederaciones 2013, pero sus objetivos van más allá y lucharán por estar presentes con el Tricolor en la próxima Copa del Mundo.

“La meta es ésa [estar en el Mundial], por supuesto. Somos afortunados de tener la clasificación a nuestro alcance [en el Hexagonal], pero primero hay que clasificarnos”, mencionó el ahora jugador del Porto.

Mientras, el atacante americanista apuntó: “Hay que ir paso a paso, tuvimos la fortuna de jugar este partido [ante Japón] y ganar, pero haríamos mal si sintiéramos que ya lo más difícil está hecho. Tenemos que seguir mostrándonos en cada partido y no dejar de trabajar [para ir al Mundial]”.

Los dos futbolistas mexicanos, Reyes, de 21 años de edad, y Jiménez, de 22, son vistos por la FIFA como el “soplo de aire fresco para México”, parte de la nueva generación de futbolistas aztecas con un futuro prometedor.