Nestlé reduce precios en China

Fórmula láctea infantil bajará en respuesta a una investigación
Nestlé reduce precios en China
Los productos lácteos importados de Nestlé se venden en los estantes de los mercados chinos. La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China investiga a cinco empresas extranjeras.
Foto: AP

BEIJING, China .— Nestlé SA reducirá los precios de la fórmula láctea infantil en China en un promedio de 11% a partir del lunes en respuesta a una investigación por presunto arreglo de precios entre varias empresas extranjeras, anunció la empresa el jueves.

La reducción de precios anunciada por la unidad Wyeth Nutrition de la empresa se mantendrá hasta 2014 y los costos de algunos de los productos se reducirán hasta 20%, informó por correo electrónico el portavoz de Nestlé, Jonathan Dong.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China investiga a cinco empresas extranjeras y una china por supuestamente violar las leyes de competencia del mercado al obligar a los vendedores minoristas a vender fórmula láctea infantil a precios inflados.

Las autoridades no han acusado a las empresas de ser cómplices en la manipulación de precios, una práctica conocida como fijación horizontal y con la que se busca eliminar la competencia. Sin embargo, los reguladores en muchos países se enfocan más en los precios establecidos para los vendedores al menudeo.

Las otras empresas extranjeras —Danone Dumex, Abbott Laboratories, Mead Johnson Nutrition Co. y FrieslandCampina— todavía no responden a las preguntas sobre si también reducirían los precios, o simplemente indicaron que están cooperando con la investigación.

La empresa china, Biostime International Holdings Ltd, informó que está esperando el resultado de la investigación y que no tiene planes para reducir sus precios.

La demanda en China de la fórmula láctea infantil ha aumentado ante la ola de escándalos que dejó a muchos padres preocupados por el producto elaborado en el país. En 2004, leche falsa en polvo de origen chino causó muertes por desnutrición de al menos una decena de bebés. A esto siguió un escándalo de leche contaminada con melanina en 2008 que ocasionó el deceso de por lo menos seis bebés y enfermó a casi 300,000 más.