Lugar de residencia en EEUU afecta la salud y la dieta

Nuevos mapas a nivel federal y local muestran las disparidades de acceso a mercados cercanos de productos naturales entre la población
Lugar de residencia en EEUU afecta la salud y la dieta
Alma Gallardo está feliz porque ahora cuenta con un supermercado que vende alimentos frescos, saludables y accesibles en Inglewood.
Foto: Archivo/La Opinión - / Patricia A. González-Portillo

Se conocen como desiertos urbanos de alimentos, pero no se trata de los paisajes de arena y sol que todos se imaginan, sino de aquellas áreas geográficas en la que los residentes no tienen acceso a mercados cercanos de productos naturales como verduras y frutas y otros alimentos saludables. Los desiertos urbanos van generalmente asociados a áreas pobres, donde sus residentes no tienen acceso a un automóvil y sólo pueden comprar sus alimentos en las tiendas que se encuentran a corta distancia.

El fenómeno no es nuevo y, a lo largo de los años, se han publicado numerosos estudios al respecto. Expertos coinciden en que la situación no ha cambiado mucho en los últimos años.

“Cuando hicimos una actualización del primer reporte de los desiertos urbanos de alimentos, nos encontramos con buenas y malas noticias”, indicó Michele Ver Ploeg, Economista del Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura El Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de EEUU y autora de varios reportes en el tema. Entre las buenas noticias, Ver Ploeg dijo que en los últimos 10 años, había habido un aumento en el acceso a vehículos.

“Los vehículos son buenos indicadores del acceso a alimentos saludables, porque las familias pueden manejar a mercados de frutas y verduras que no existen cerca de dónde viven”, explicó Ver Ploer, aunque aclaró que dicho acceso puede ser relativo, en el caso de las familias que comparten un auto entre todos.

En cuanto a las malas noticias, la economista dijo que habían encontrado más familias de bajos recursos. “Esto probablemente sea un resultado de la crisis económica que hubo entre 2006 y 2010”, aclaró. Ver Ploer dijo que en los últimos años han habido algunas iniciativas federales para mejorar la situación. En 2009 se introdujo a nivel nacional el proyecto de ley Oasis de Desiertos Urbanos (Food Deserts Oasis Act), pero hasta el momento, no ha sido aprobado.

Yolanda González, de Pacoima, es una de las tantas personas que comparte el auto con su familia. “Vamos en carro a hacer el mandado cuando mi esposo o mi hija no trabajan y me llevan”, explicó González. “Pero si hace falta algo para el día, voy caminando a la tienda de la esquina”. Según González, preparar comidas saludables para su familia no siempre es fácil, ni económico, porque los productos frescos son los primeros en echarse a perder y no rinden tanto.

Recientemente, el Departamento de Agricultura publicó un mapa interactivo, en el que pueden localizarse los desiertos urbanos de todo el país. En él pueden hallarse las distintas variables de acceso a mercados de productos naturales y su relación con el ingreso económico promedio del área geográfica. El sitio de la internet es http://www.ers.usda.gov/data-products/food-access-research-atlas/go-to-the-atlas.aspx#.Uds_gfk3uil.

A nivel local, el Departamento de Planeamiento de la Ciudad de Los Ángeles publicó el mes pasado el Atlas de la Salud, un mapa de las variables que afectan la salud de la población. El nuevo atlas angelino consideró los aspectos económicos, sociales, educacionales y del medio ambiente de 15 distritos de Los Ángeles y cómo estos afectan a la salud de la comunidad. El informe muestra la disparidad que existe entre los barrios más afluentes en la zona oeste de Los Ángeles y las comunidades más pobres en el centro y sur de la ciudad. Según el nuevo estudio, por ejemplo, una persona nacida y criada en Brentwood puede vivir 12 años más que una persona nacida y criada en Watts.

Para ver el nuevo Atlas de salud y las variables de salud puede visitar el sitio: http://planning.lacity.org/cwd/framwk/healthwellness/text/HealthAtlas.pdf