Oposición republicana a reforma migratoria tendría costo político

Los republicanos podrían perder el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 2014 si bloquean el proyecto de ley
Oposición republicana a reforma migratoria tendría costo político
El jefe de la Cámara Baja, John Boehner, indicó que no presentaría a voto el proyecto legislativo a menos que cuente con el apoyo mayoritario de su partido.
Foto: Archivo / EFE

Washington – Los republicanos podrían perder el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 2014 si bloquean la reforma migratoria ante el creciente poder político de los hispanos, según un reporte de Latinos Decisions, divulgado hoy.

El estudio identificó 44 escaños en la Cámara Baja, que ahora están en poder de los republicanos, en los que el voto hispano podría influir en las elecciones de medio término del próximo año.

Si los legisladores de estos escaños obstruyen la reforma migratoria, el Partido Republicano tendrá una posición difícil en 2014 y 2016, dijo en rueda de prensa David Damore, analista en jefe de Latino Decisions y autor del estudio.

Explicó que los distritos republicanos promedio están compuestos de tres cuartas partes de población anglosajona, mientras que en los demócrata representan la mitad, sin embargo, en ambos, las comunidades minoritarias se han duplicado.

De acuerdo con el estudio, sólo cinco legisladores republicanos de los 44 asientos vulnerables en la Cámara de Representantes, votaron en contra de retirar el financiamiento para el programa Acción Diferida a las Deportaciones (DACA) que el presidente Barack Obama destinara a los jóvenes indocumentados menores de 30 años.

Damore agregó que esa postura y una eventual oposición a la reforma migratoria, tendría un efecto negativo en el apoyo de los hispanos y otras minorías en las urnas tanto para republicanos, como para demócratas.

Este miércoles, líderes republicanos en la Cámara Baja se reunirán para discutir el tema migratorio, luego de que el presidente de ese órgano legislativo, John Boehner, indicara que no presentaría a voto el proyecto legislativo a menos que contara con el apoyo mayoritario de su partido.

“Creo que esto (los resultados del estudio) debería darle a Boehner y al Partido Republicano mucho qué pensar antes de reunirse con su caucus este miércoles”, señaló por su parte, Eliseo Medina, del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU).

Anunció que activistas hispanos han iniciado una serie de acciones, incluyendo una campaña de radio en español en esos distritos donde potencialmente el voto hispano haría una diferencia en los próximos comicios, así como la organización de mitínes y reuniones informativas.

El líder sindical destacó que la propuesta legislativa republicana deberá incluir la opción para la obtención de la ciudadanía para los indocumentados.

Agregó que estarán presentes para “saludar” la reunión sobre la reforma en la Cámara Baja, “estaremos ahí para recordarles que en la agenda no solo está el destino de la reforma migratoria, sino el futuro del Partido Republicano”, advirtió.

Medina caracterizó como una “voz importante” el llamado del expresidente George W. Bush en días pasados a los congresistas para actuar en la aprobación de la reforma migratoria integral.