George Zimmerman declina testificar en su juicio

La defensa del acusado concluyó de esa manera la presentación de su caso tras la declaración de 19 testigos.
George Zimmerman declina testificar en su juicio
Zimmerman se ha declarado inocente y dijo que actuó en defensa propia cuando disparó a Martin.
Foto: AP

Miami.- El exvigilante vecinal George Zimmerman declinó testificar el miércoles en el juicio en su contra por la muerte de un joven afroestadounidense, en un proceso con implicaciones raciales, mientras la policía de Florida se preparaba ante posibles disturbios.

La defensa de Zimmerman concluyó de esa manera la presentación de su caso tras la declaración de 19 testigos en un tribunal de Sanford, en el centro de Florida.

La jueza Debra Nelson dijo que los argumentos finales podrían empezar mañana jueves y el jurado a deliberar el próximo viernes.

La magistrada Nelson le preguntó a Zimmerman si era su voluntad testificar en el juicio a lo que el ex vigilante contestó: “Tras consultar a mis abogados he decidido que no testificaré”.

La jornada de este miércoles estuvo llena de dramatismo. La defensa y la fiscalía utilizaron un muñeco para explicar lo que según cada uno de ellos ocurrió la noche del 26 de febrero del 2012 cuando el joven Trayvon Martin murió de varios balazos en el pecho.

La jueza Nelson tomó otras decisiones trascendentales y dijo que no permitiría que se presentara como evidencia una animación digital producida por la defensa, que recrea su versión sobre lo que ocurrió la noche de los hechos, aunque si les permitió usarla en los argumentos de cierre.

Tampoco autorizó que se presentaran en corte unos mensajes de texto supuestamente escritos por Martin y que sugerían que al joven le gustaba pelear.

Pero a pesar de estos traspiés sufridos por la defensa, varios analistas consideran que la fiscalía no ha logrado presentar un caso suficiente fuerte como para que Zimmerman sea declarado culpable.

Zimmerman se ha declarado inocente y dijo que actuó en defensa propia cuando disparó a Martin, pero la familia y la fiscalía señalan que lo hizo prejuiciado por la raza del joven afroestadounidense cuando caminaba en una noche lluviosa a ver a su padre.

Desde el inicio del caso el componente racial ha tenido un papel preponderante. La policía de Florida arrestó a Zimmerman 44 días después de los hechos, luego de manifestaciones de inconformidad de grupos de afroestadounidenses y de derechos civiles a través del país.

Zimmerman se amparó en una ley de armas de Florida que autoriza a emplearlas cuando se siente una amenaza de muerte, lo cual da inmunidad ante la justicia.

La policía en Florida ha comenzado a realizar reuniones comunitarias y campañas de concientización para evitar que se repitan acciones violentas como las que tuvieron lugar en Miami a finales de la década de los años 80 y principios de la década de los 90.

En esa época, tras la muerte de varios afroestadounidenses a manos de la policía, miembros de esa comunidad se lanzaron a las calles a pedir justicia generando disturbios.

La portavoz de la policía del condado Broward, Keyla Concepción, confirmó los preparativos de la corporación, mientras que el jefe de la policía de Sanford, Cecil Smith, dijo que en conjunto con alguaciles de varios condados se ha implementado un plan para “garantizar la seguridad de las ciudades”.