Limusina de la reina de Inglaterra en exhibición

En el marco de una exposición para festejar los 60 años de la coronación de Isabel II, Bentley muestra la limusina que entregó a la reina hace diez años.
Limusina de la reina de Inglaterra en exhibición
El "proyecto diamante" fue la apuesta de Bentley para entregar un auto a la altura de la reina de Inglaterra
Foto: Bentley

Entre el 11 y el 14 de julio se conmemora el sesenta aniversario de la coronación de la reina de Inglaterra. En los jardines del palacio se expondrán elementos de la realeza, entre los que sobresale el Royal Bentley.

Este vehículo único fue entregado por la automotriz británica a la reina en 2002, cuando se cumplía medio siglo de su ascensión al trono. El proyecto para diseñarlo había comenzado dos años antes y fue denominado Project Diamond.

El objetivo era crear un auto de gran elegancia que fuera capaz de ofrecer comodidades a la reina en cualquier ocasión. Los diseñadores de Bentley, en colaboración con otros especialistas del mundo automotor británico, crearon un modelo de gran distinción.

El imponente auto (de gran altura), cuenta con una gran superficie vidriada para que la gente pueda ver a la reina. Además, y para un mayor confort, se diseñaron las plazas traseras utilizando un modelo del tamaño de la reina y se configuraron las puertas para que Isabel II pueda entrar y bajar de la limusina con gran facilidad.

Dentro de la colección que Bentley dispondrá en los jardines de Buckingham, esta limusina ocupa un lugar central, permitiendo al público disfrutarla en detalle.