Mandela da signos de mejoría en Sudáfrica

La Presidencia afirma que aunque su estado sigue siendo crítico, el líder "responde al tratamiento"
Mandela da signos de mejoría en Sudáfrica
Sudafricanos cantan y rezan a las afueras del hospital de Pretoria donde el expresidente sudafricano Nelson Mandela permanece ingresado desde el pasado 8 de junio.
Foto: EFE

Johannesburgo – El expresidente sudafricano Nelson Mandela sigue “en estado crítico pero estable” y “responde al tratamiento”, informó este miércoles la Presidencia de Sudáfrica en un comunicado.

“El presidente (de Sudáfrica), Jacob Zuma, visitó al expresidente Nelson Mandela y le encontró todavía en estado crítico pero estable, y fue informado por los médicos de que responde al tratamiento”, asegura el texto de la Jefatura de Estado del país africano.

“Nos anima que Madiba -como se conoce a Mandela cariñosamente en su país- esté respondiendo al tratamiento y pedimos a la gente que continúe enviando su apoyo y mostrándole su cariño, lo que les da fuerza a él y a su familia”, añadió Zuma en una escueta nota.

Se trata del primer signo de mejoría de la salud de Mandela comunicado en varios días por la Presidencia, que en sus últimos partes había informado únicamente de que Madiba seguía en estado “crítico pero estable”.

El icono de la lucha contra el régimen racista del “apartheid” fue ingresado el pasado 8 de junio en un hospital de Pretoria en estado “grave pero estable”, debido a una recaída de una infección pulmonar.

Su pronóstico pasó de “grave” a “crítico” el 23 de junio.

Pese a las señales de mejoría experimentadas desde entonces, Madiba, que el próximo 18 de julio cumplirá 95 años, no ha salido de su situación crítica.

Nelson Mandela fue elegido en 1994 primer presidente negro de Sudáfrica, en las primeras elecciones en las que todos los sudafricanos pudieron votar sin distinción de raza.

Tras pasar más de 27 años consecutivos en las cárceles del “apartheid”, fue liberado en 1990.

Tres años después, le fue concedido el premio nobel de la Paz junto al último presidente de la Sudáfrica del “apartheid”, Frederik De Klerk, por la apuesta de ambos por la reconciliación y la convivencia en democracia de todos los grupos étnicos.

La actual es la cuarta vez que Madiba es hospitalizado desde el pasado mes de diciembre.