Julión Álvarez trae concierto al Teatro Nokia

Julión Álvarez es todo un camaleón, cambia por complacer a su público
Julión Álvarez trae concierto al Teatro Nokia
Julión Álvarez se presenta hoy con su banda en el Nokia Theatre.
Foto: Agencia Reforma

El chiapaneco más sinaloense regresa a Los Ángeles.

Julión Álvarez se ha convertido en uno de los exponentes del género regional mexicano más populares del momento, pero contrario a la gran mayoría de sus colegas, es originario del sur del país mexicano y no del norte.

Además de mudarse de residencia para lograr sus sueños, también modificó su nombre de pila, Julio César Álvarez Montelongo, para adaptarte a las costumbres del estado donde nació la banda.

“Es un modismo en Sinaloa, oiga. A los Migueles le dicen Miguelón y a mí me empezaron a decir Julión”, explicó sobre su nombre artístico.

El cantante y su Norteño Banda se presentarán por segunda vez en el Nokia Theatre, tras su concierto el año pasado en el que no llenó el recinto angelino.

“Estoy contento, y hasta cierto punto preocupado por querer presentar un buen espectáculo y esperando que sea la segunda de muchas [presentaciones]. Esperamos llenar. Cada vez que nos presentamos en un escenario es con la intención de hacerlo lo mejor que se pueda. Y en cuanto a gente, pues conquistar lo más que se pueda. Si se rompen récords o si logramos algo que sea relevante, mucho mejor para nosotros”, agregó.

Pero reconoce que la promoción que ha hecho en este país ha sido escasa por lo que entiende los resultados pasados. Por eso, ahora hará una gira estadounidense más extensa, de casi dos meses.

“El proyecto de Julión Álvarez y su Norteño Banda empezó en Mazatlán, solo hemos estado una vez en el Nokia. Y desde que empezamos, no nos ha faltado el trabajo en México. De hecho hay muchas plazas en México en las que no hemos estado. Hemos estado aquí en Los Ángeles hace como unos seis años pero ya ni me acuerdo en donde, oiga. Aquí, en Estados Unidos, hemos estado muy poquito y en México, hemos estado en palenques, fiestas del pueblo, por todas partes”, compartió.

Acostumbrado a complacer a sus seguidores, no tiene un plan rígido a la hora de subir al escenario.

“Estamos ideando todo lo que vamos a hacer. Nosotros usualmente planeamos un poquito de lo que será el show. Ya estando en el evento nosotros nos vamos con lo que el público va pidiendo. Si nosotros organizaramos todo no tendríamos la conexión entre el público y nosotros”, explicó sobre el vínculo que busca crear con sus fanáticos, sus músicos y él.

En esta minigira también dará a conocer los temas de su nuevo disco Tu amigo nada más, el primero bajo su nueva disquera Universal Music Latin Entertainment/Fonovisa y que tiene 11 temas.

“No grabé un disco de estudio como por un largo rato, casi cuatro años, debido a mucho trabajo y mala organización”, comentó.

Y por primera vez, admitió cantar un tema que va en contra de las mujeres, titulado La Forty Five.

“La pensamos porque nosotros nunca hemos grabado algo en contra de las mujeres, es raro. Nos gustó el ritmo de esta canción y es de un camarada [un amigo], de Eden Muñoz de Calibre 50 así que la grabamos”, dijo entre risas descartando convertirse en la versión masculina de Paquita la del Barrio por interpretar esta canción que dice que no permitirá que otro hombre se la acerque a su amada al amenazar con utilizar una pistola calibre 45 para prevenirlo.

Algunos de sus temas, sobre todo la popular Las mulas de moreno tienen palabras en inglés como fine y very good, pero aclaró que esto no es hecho intencionalmente.

“Grabamos con que nos guste la temática. No nos hemos inclinado por las que tengan cosas en inglés. Tratamos de cantar algo que se pegue [que sea contagioso]”, aseguró agregando que todas sus producciones son variadas.

Y de su decisión de tocar ni banda ni norteño, sino una combinación, la considera la más acertada de su carrera.

“Las cosas se dieron. Nosotros empezamos en Mazatlán en las cantinas, tocando el acordeón, el tololoche, el bajo sexto y pues como es cosa de la banda hay muchos tuberos por todas partes [los agregamos]. Y como al público le empezó a gustar, nos enbonamos a este norteño banda que es como se le llama a esta unión del acordeón, tuba y bajo sexto”, explicó el exintegrante de las bandas Mr. Lobo y MS.

“No sé si sería el destino o algo que nos tenía preparado cuando dejamos Chiapas y ahora voy y visito a mi pueblo, a mi tierra, y estoy muy contento y agradecido. A Mazatlán también le debo mucho y gracias a Dios la aventura sigue todavía, arrancó ahí y aquí seguimos”, concluyó feliz.