Mercedes-Benz S63 bajo el diseño de AMG

La división de alta performance de la marca alemana presenta esta versión que equipa un V8 biturbo de 585 HP.
Mercedes-Benz S63 bajo el diseño de AMG
El lujo compite contra la potencia del nuevo s63- AMG
Foto: Mercedes-Benz

Tras las develaciones de la Clase A 45 AMG y de la Clase CLA 45 AMG, ahora llegó el turno de potenciar a la flamante Clase S, uno de los exponentes más lujosos de Mercedes-Benz. Mediante la mano del la división deportiva sale a la luz el S63 AMG, un sedán puramente Premium que auna el lujo clásico de la firma con detalles deportivos, tecnológicos y de poder.

Si bien la estética es un factor determinante en muchos clientes a la hora de elegir un vehículo, en este caso el valor más atractivo se esconde debajo del capó, donde se ubica el propulsor de gasolina V8 sobrealimentado de 5,5 litros de cilindrada que produce 585 HP de potencia máxima y 900 Nm de par máximo entre 2250 y 3750 rpm, es decir, 41 HP y 100 Nm más que su antecesor. En conjunto trabaja con una caja de cambios automática de siete velocidades. La tracción depende de la versión elegida, puesto que se ofrece con carrocería normal y tracción total, o carrocería alargada y tracción trasera.

Se puede optar por tres modos de transmisión: C (Controlled Efficiency), S (Sport) y M (Manual). En el modo C los pasos de marcha son más suaves, es donde se activa la función Stop&Start y donde el sonido del escape es más silencioso. Por su parte, en los otros dos modos (S y M) la función Stop&Start deja de funcionar, los pasos de marcha son más ágiles y el sonido del escape es más emocionante.

De la misma manera que hace su generoso aporte semejante potencia, es posible acelerar de 0 a 60 mph en 4,4 segundos (en el modelo de tracción trasera) o en apenas 4 segundos (en el modelo de tracción total); y alcanzar una velocidad máxima de 156 mph (limitada electrónicamente) gracias a que la construcción de la carrocería está basada en los lineamientos de la filosofía “Performance Lightweight AMG”, la cual hace que esta edición sea 100 kilogramos más liviana que su predecesor.

Todas las variantes del S 63 AMG 2014 están equipados con ESP de serie; por lo que el agarre y la agilidad en las curvas a alta velocidad está garantizado. De acuerdo a cuál sea la configuración elegida, será el tipo de suspensión del vehículo. En la versión con tracción trasera figura una denominada Magic Body Control, que a través de una cámara identifica el estado del terreno y se adapta automáticamente para el mejor uso. En la opción 4Matic aparece una llamada Airmatic, que utiliza el sistema ADS Plus para adaptar continuamente los amortiguadores.

Otra de las novedades es la posibilidad de optar, por primera vez para el modelo, por una sistema de frenos de alto rendimiento compuesto por discos de cerámica, que a comparación con los que vienen de serie son un 20% más ligeros, mejoran la dinámica de conducción, la agilidad, el confort de marcha y tienen una vida de servicio más larga.

Al margen de la impactante mecánica, por fuera esta berlina también ofrece detalles y terminaciones capaces de deslumbrar. Su estructura conjuga los trazos clásicos de Mercedes-Benz con las formas más osadas y deportivas de AMG. A diferencia de la Clase S convencional muestra una parrilla delantera más grande, un faldón en negro, tomas de aire laterales, elementos cromados, líneas más dinámicas, las dos salidas de escape dobles cromadas y llantas de aleación de 19 pulgadas de serie que puede crecer a 20 de manera opcional.

Por dentro vuelve a repetirse la fórmula de combinar los acabados clásicos con los deportivos, dado que al ya de por sí lujoso habitáculo de la Clase S se le suman los elementos de AMG. Los asientos deportivos cuentan con ajuste eléctrico, función de memoria y calefacción; además, se incluyeron un nuevo volante recubierto en cuero que lleva las levas de cambio, una pantalla de color TFT de alta resolución, un reloj analógico de alta calidad y diseño IWC, un cuadro de instrumentos deportivo y el logotipo AMG está repartido por varios sitios.

Su presentación y lanzamiento mundial está programado para cuando comience la edición número 65 del Salón Internacional del Automóvil de Frackfurt, que se llevará a cabo del 14 al 22 del próximo mes de septiembre.