Bomba es detonada en aeropuerto chino

Un hombre en silla de ruedas que gritaba consignas, detonó el explosivo causando daño sólo a su persona.
Bomba es detonada en aeropuerto chino
Los testigos aseguran que se escucho como si estallaran fuegos artificiales.
Foto: AP

BEIJING— Un hombre en silla de ruedas que manifestaba reclamos en voz alta, detonó una bomba de fabricación casera en una saturada terminal del Aeropuerto Internacional de Beijing el sábado por la tarde, pero solo él resultó herido, informaron medios oficiales chinos.

El orden fue restablecido rápidamente y ningún vuelo se vio afectado por la explosión en la principal terminal internacional del aeropuerto, reportó la televisión central de China en su microblog.

La agencia estatal de noticias Xinhua indicó que el hombre en silla de ruedas detonó el artefacto justo afuera de la puerta de salida de la sección de llegadas de vuelos en la Terminal 3 a las 6:24 de la tarde. Agregó que el individuo fue trasladado a un hospital donde recibía atención por sus heridas, pero que nadie más resultó herido en la explosión.

No se sabe con claridad por qué el hombre habría detonado la bomba. Sin embargo, Xinhua informó que antes de la explosión, personal del aeropuerto le había impedido que distribuyera panfletos en los que planteaba sus quejas.

Xinhua, que reportó que las autoridades realizan una investigación, no reveló de qué se quejaba el hombre.

La cadena CCTV identificó al hombre como Ji Zhongxing, nacido en 1979 y natural de Shandong, una provincia oriental de China.

En un mensaje publicado en 2006 en un blog de internet, un hombre con el mismo nombre de Ji, su misma fecha de nacimiento y el mismo pueblo natal en la provincia Shandong, se quejó de que sus limitaciones físicas se debían a crueles golpizas propinadas por miembros del personal de seguridad de la provincia de Guangdong, en el sur de China. Afirmó que había pedido justicia y una indemnización, pero infructuosamente.

“Porque somos campesinos y somos pobres, nadie quiere ayudarnos”, escribió el autor del blog en su más reciente comentario.

El blog, al que se podía acceder justo después de la explosión, fue retirado en cuestión de horas, por lo que no fue posible verificar su autenticidad.

Un testigo dijo que la policía respondió a la explosión de inmediato.

“La explosión provocó un gran estruendo”, relató un testigo que sólo se identificó por su apellido, Chen. Indicó que al momento del incidente se encontraba a 25 metros (82 pies) de distancia del lugar de la explosión.

Chen dijo que hubo una sola explosión y que la terminal estaba saturada de personas.

“En vista de que no hubo una segunda explosión, muchas personas sacaron sus teléfonos y se acercaron al lugar para tomar fotos.”, agregó.

Fotos exhibidas en el microblog de CCTV mostraban vacía y cubierta de humo el área afuera de la salida de llegadas. Una fotografía mostraba a personal médico y policías inclinados sobre una persona, mientras se veía una silla de ruedas a un costado.

Contactada vía telefónica, la oficina de prensa del aeropuerto aseguró no estar enterada de la explosión, y la policía del aeropuerto se negó a responder preguntas.

Otro testigo, que sólo dio su nombre, Qing, afirmó que no había nadie alrededor del hombre cuando detonó la bomba.

“Parecía el sonido de grandes fuegos artificiales“, señaló Qing, que se hallaba a unos 60 metros (197 pies) de la explosión. “No pudimos ver realmente qué sucedió poco después. Había mucho humo y la policía llegó muy rápido”.

La portavoz de United Airlines, Karen May, dijo en Chicago que la explosión no afectó las operaciones. American Airlines no dio respuesta a una llamada en busca de reacciones.