Los 6 problemas oculares más frecuentes

Los chequeos regulares de los ojos por parte de un oftalmólogo son importantes y deben hacerse una vez al año para personas mayores de 65 años
Sigue a La Opinión en Facebook
Los 6 problemas oculares más frecuentes
Algunos problemas oculares son menores y efímeros, pero otros, pueden causar la pérdida de la visión permanente.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Glasses with Eye Chart por Les Black, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución "Sharealike" en http://www.flickr.com/photos/sfloptometry / 8666840740/

Hay varios problemas en los ojos que son más comunes entre las personas a medida que envejecen, aunque pueden afectar a cualquier persona y edad.

La presbicia

Se trata de la pérdida de la capacidad de ver claramente los objetos cercanos o letras pequeñas. Es un proceso normal que ocurre lentamente durante toda la vida, pero puede que no note ningún cambio hasta después de los 40 años. La presbicia suele ser corregida con gafas de lectura.

Los flotadores

Estos son pequeños puntos o manchitas que flotan a través del campo de visión. La mayoría de las personas los notan en habitaciones bien iluminadas o al aire libre en un día luminoso. A menudo, son normales, pero a veces pueden indicar un problema ocular más grave, como el desprendimiento de retina, especialmente si van acompañados de destellos de luz. Si usted nota un cambio repentino en el tipo o número de puntos o destellos que se ven, visite a su médico tan pronto como sea posible.

Sequedad en los ojos

Esto sucede cuando las glándulas lagrimales no pueden producir suficientes lágrimas o producen lágrimas de mala calidad. Los ojos secos pueden ser incómodos, causar picazón y ardor, y rara vez alguna pérdida de visión. El especialista le puede sugerir el uso de un humidificador en su hogar o lágrimas artificiales.

Lagrimeo

Esto puede deberse a mucha sensibilidad a la luz, el viento o los cambios de temperatura. Proteger los ojos con gafas de sol puede resolver el problema. El lagrimeo también puede significar que usted tiene un problema más grave, como una infección del ojo o un conducto lagrimal obstruido. Su oftalmólogo puede tratar o corregir estas dos condiciones.

Cataratas

Las cataratas son áreas nubladas que se desarrollan en la lente del ojo. Cuando la catarata está presente, la luz no puede atravesar la lente con la misma facilidad; como consecuencia, la visión puede verse afectada. Las cataratas a menudo se forman lentamente, sin causar dolor, enrojecimiento o lagrimeo en el ojo. Algunas permanecen pequeñas y no alteran la visión. Si se convierten en grandes o gruesas, las cataratas se pueden remover con cirugía.

Glaucoma

Se produce cuando hay un deterioro típico y progresivo del nervio óptico. Se asocia a menudo con un aumento de la presión del ojo. El ojo es como una rueda que por lo general tiene una presión normal y segura. Cuando se aumenta esta presión, puede estar asociada con un daño en el nervio óptico, lo que se llama glaucoma primario de ángulo abierto.