Casos más sonados de dopaje en México (videos y fotos)

Un recuento del drama del antidoping entre jugadores del fútbol mexicano en las últimas dos décadas.

Casos más sonados de dopaje en México (videos y fotos)
Salvador Carmona fue suspendido de por vida por la FIFA, por reincidir en el consumo de testosterona
Foto: Mexsport / archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- La suspensión de jugadores por ingerir sustancias prohibidas ya es un tema añejo en el fútbol mexicano, incluso la polémica por el consumo de clembuterol, a través de carne contaminada, puso en jaque a la selección mexicana durante el desarrollo de la Copa Oro 2011.

El 5 de junio de 2011, México debutó en Dallas con un contundente 5-0 sobre El Salvador, pero después de ese partido, un examen antidoping puso a temblar al seleccionado nacional, pues se reveló que cinco jugadores habían dado positivo por el consumo de clembuterol. La lista de los implicados estaba conformada por el portero Guillermo Ochoa, además de Sinha, Edgar Dueñas, Francisco Javier “Maza” Rodríguez y Christian “Hobbit” Bermúdez. Aunque se argumentó que la ingesta del clembuterol no fue intencional, pues se encontraba en carne contaminada, los cinco jugadores fueron separador del Tricolor, que de todas formas se levantaría con el título de la Copa Oro.

El caso más sonado de dopaje en el balompié nacional fue sin duda el que protagonizó Salvador Carmona, jugador del Cruz Azul y de la selección mexicana. Durante la Copa Confederaciones del 2005, disputada en Alemania, Carmona y el defensa Aarón Galindo, también de la Máquina celeste, arrojaron positivo de naondrosterona lo que les costó un año de suspensión. En 2006 se cumplió la sanción y Galindo actualmente se desempeña como zaguero en los Diablos Rojos del Toluca, pero Carmona de nueva cuenta “reprobó” los exámenes antidoping y la sanción a la que se hizo acreedor por parte de la FIFA fue muy drástica: suspendido de por vida.

Otros casos de dopaje en jugadores mexicanos son los siguientes:

Claudio Suárez, defensa de la selección mexicana, dio positivo por nandrolona en la Copa Rey Fahd (actualmente Copa Confederaciones) de 1997, sin embargo la FIFA lo perdonó, pues la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) argumentó un error administrativo en las pruebas antidoping.

Raúl Rodrigo Lara y Paulo César “Tilón” Chávez fueron suspendidos por la Conmebol, tras arrojar positivo de testosterona y nandrolona, durante la Copa América de 1999.

El ex portero de Rayados del Monterrey, Omar “Gato” Ortiz, actualmente preso en el penal de Cadereyta acusado de secuestro, llegó a ser suspendido dos años, también por la Conmebol, tras detectarle la presencia de oximetadona, una sustancia que le reactiva la potencia y la velocidad, durante su participación en la Copa Libertadores.

Recientemente, en una entrevista desde la cárcel, el “Gato” Ortiz reveló la dudosa efectividad de las pruebas antidoping en México.