Dan ultimátum a las autodefensas del país

Violencia no cesa en Michoacán, mientras Gobierno mexicano replantea estrategia
Dan ultimátum a las autodefensas del país
El alcalde del municipio de Nopala, Fredy Gil Pineda Gopar (der.), cuando participaba en la constitución de una policía comunitaria, que se han expandido por algunas regiones de México.
Foto: EFE

MORELIA, Michoacán.— En medio de la violencia que no cede en Michoacán, el Gobierno federal propuso ayer replantear la estrategia para regresar el orden en la entidad que se disputan grupos de autodefensa y el crimen organizado.

El Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, reveló además que se dialoga con autodefensas para convencerlos de deponer las armas y no tomar la justicia en sus manos.

“Estamos en diálogo con los que verdaderamente tienen o nacieron con el objetivo de proteger a sus comunidades y orientándoles a que no pueden estar trabajando por su cuenta al margen de la ley”, declaró en conferencia de prensa.

El funcionario advirtió que no puede permitirse el tránsito de personas con armas de uso exclusivo del Ejército, bajo la bandera de defender sus territorios ante grupos delictivos.

“Estamos trabajando con ellos y quienes no entiendan que no pueden violar la ley, que no pueden hacer justicia por su propia mano, entonces tendrá que actuar el Estado mexicano”.

“No se puede permitir que quienes transitan con armas que sólo son para uso exclusivo del Ejército puedan transitar por las calles y comunidades de Michoacán”, expresó.

En menos de cinco meses, en la entidad surgieron grupos en unos seis municipios.

De Tepalcatepec y Buenavista Tomatlán, donde civiles se levantaron en armas el pasado 24 de febrero, se expandieron hacia Coalcomán, Chinicuila, Aguililla y Aquila.

En ese contexto, Osorio Chong sostuvo ayer dos reuniones a puerta cerrada para discutir las acciones a seguir en la entidad.

“Tenemos que replantear cómo queremos que las cosas hacia delante vayan de una manera diferente, que permita un avance para todos los que habitan en este estado y que Michoacán tenga otra realidad”, expuso ante autoridades estatales y municipales.

Según asistentes, Osorio fue enfático en señalar que las fuerzas federales no se irán de la entidad hasta solucionar el problema de inseguridad.

“Tal vez el anuncio más claro fue que no se va el Gobierno federal hasta en tanto no se resuelvan las condiciones de inseguridad que tiene el estado”, comentó el diputado del PRI, Jaime Darío Oseguera.

Silvia Estrada, coordinadora de los diputados locales del PRD, consideró que faltó concreción en los acuerdos y más tiempo para discutir las acciones.

“Lejos de venir con prisas requerimos más tiempo para Michoacán y requerimos que vengan con propuestas claras y concretas”, declaró.

Osorio reconoció que en materia de seguridad el avance aquí no ha sido el esperado.

“Vemos un estancamiento, vemos que no está avanzando como se quiere en los diferentes sectores Michoacán y que por supuesto requiere un gran impulso”, señaló.

Al encuentro asistieron 110 de los 113 alcaldes de la entidad. Uno de los ausentes fue el de Aquila, Juan Hernández, a quien el grupo de autodefensa obligó a salir del pueblo.

“Todos coinciden en que debemos, de una vez y por todas, actuar a favor de Michoacán. Es la determinación del presidente Enrique Peña Nieto de trabajar en Michoacán […] para salir adelante del momento tan complejo, tan difícil, en que se encuentra”, expresó.