Salida de Steve Ballmer potencia acciones de Microsoft

El anuncio de la salida del CEO de la firma tecnológica impulsó las acciones un 7% que dio un cierre al alza en Wall Street
Sigue a La Opinión en Facebook
Salida de Steve Ballmer potencia acciones de Microsoft
El anuncio del retiro de Ballmer puso contento a los propietarios de las acciones de Microsoft
Foto: AP

El anuncio de la salida de Steve Ballmer al frente de Microsoft dio esperanzas a los inversores de que llegarán aires de cambio al gigante tecnológico, que se disparó más de un 7 % para dar alas al conjunto de Wall Street, devolviéndole al Dow Jones sus preciados 15.000 puntos.

Ese índice, que la víspera puso fin a una racha bajista de seis jornadas consecutivas, cerró este viernes con un avance del 0,31 % o 46,77 puntos para acabar en las 15.010,51 unidades, recuperando una importante barrera psicológica que había perdido el miércoles tras casi dos meses asentado sobre ella.

En todo caso, el repunte no fue suficiente para evitar unas pérdidas semanales del 0,47 %, si bien acumula todavía una sólida subida del 14,5 % en lo que va de año.

Por el contrario, tanto el selectivo S&P 500 como el índice compuesto del mercado Nasdaq lograron anotarse subidas semanales, del 0,46 % y el 1,53 %, respectivamente.

Ni rastro quedaba de la frustración que generó la víspera el problema técnico que llevó a la histórica suspensión durante tres horas de la actividad del Nasdaq el jueves, que reavivó la desconfianza hacia un mercado que ya estuvo en el ojo del huracán por la desastrosa salida a bolsa de Facebook.

Y es que desde el primer minuto de las contrataciones las miradas se posaron sobre Microsoft, que se disparó un 7,35 % después de anunciar que su consejero delegado, Steve Ballmer, dejará el puesto durante los próximos doce meses, lo cual despertó esperanzas de que con su partida lleguen los cambios a la firma.

El rumbo alcista del parqué neoyorquino se desestabilizó tras conocerse un dato peor de lo previsto sobre el mercado inmobiliario, una de las principales claves de la recuperación económica de EE.UU., como fue el desplome del 13,4 % que sufrieron las ventas de casas nuevas en julio.

Sin embargo, los inversores parecieron reinterpretar el dato y optaron nuevamente por las compras, pensando que podría servir de argumento para que la Reserva Federal de EE.UU. se replantee el calendario de retirada de los masivos estímulos que inyecta cada mes en la economía, que podría comenzar el mes que viene.

Mientras tanto en Jackson Hole (Wyoming) se celebraba una conferencia sobre política monetaria de la que salieron pocos titulares, entre ellos las advertencias de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, sobre una posible salida masiva de capitales de los mercados emergentes cuando se acaben los estímulos.