Si RG3 anda bien, Washington también

En Pieles Rojas deberán ser cautelosos para alinear a su QB

Si RG3 anda bien, Washington también
Robert Griffin III es observado por el médico Tony Casolaro (izq.) y el cirujano James Andrews (2do izq.).
Foto: AP

ESPECIAL

WASHINGTON (AP).— Robert Griffith III tiene dos quejas. No duda en recordarles a todos que Mike Shanahan, entrenador de Pieles Rojas, lo dejó demasiado tiempo en el campo después de sufrir una lesión en la rodilla durante el partido que perdieron en la postemporada, en enero.

Pero simultáneamente, Griffin está frustrado porque no le permitieron practicar más durante la pretemporada mientras se recuperaba de la lesión.

Dijo que no le gustaba, y tampoco entendía, la cautela de Shanahan.

Las declaraciones demuestran que Pieles Rojas son ahora el equipo de Griffin, y que los demás, incluido el entrenador, ocupan un papel secundario.

El jugador es una talentosa y reverenciada superestrella en apenas su segundo año en la NFL y está dispuesto a llevar a su escuadra tan lejos como lo permita su rodilla.

Nadie se plantea otra alternativa. Los Pieles Rojas vivieron dos décadas desastrosas antes de que Griffin llegara y los llevara al campeonato de la División Este de la Conferencia Nacional en su temporada de novato; es suficientemente bueno para convertir a su equipo en un candidato habitual al Super Bowl durante la próxima década.

No obstante, RG3 sabe lo necesaria que es la armonía dentro del equipo.

Sus comentarios sobre Shanahan provocaron tantas reacciones que tuvo que moderarse, aunque fuera un poco.

“Los entrenadores deciden, los jugadores juegan”, dijo Griffin, recurriendo a su frase hecha favorita durante una reunión del equipo. “Y todos juntos podemos lograr grandes resultados”.

Siempre y cuando su rodilla resista.