Garcetti llega al valle

Vecinos le hacen llegar sus inquietudes cara a cara
Garcetti llega al valle
El alcalde Eric Garcetti durante la reunión que tuvo con vecinos del valle de San Fernando, sobre sus inquietudes.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Perder el empleo a los 66 años es el reto más grande que ha enfrentado el señor José Arévalo, vecino de Mission Hills. “He visto que han contratado a alguién más joven que yo”, dice este hombre que ayer planteó directamente este problema al alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

“Quiero saber qué está haciendo por los profesionistas viejos que están sin trabajo”, dijo Arévalo, quien hace casi cuatro décadas llegó a este país proveniente de Lima, Perú. Por muchos años le fue bien: estudió, encontró un buen empleo y acumuló una experiencia de 35 años trabajando como contador de costos.

Pero la suerte le dio la espalda en 2010, cuando las finanzas de la compañía donde laboraba se fueron a pique y lo despidieron. Desde entonces ha sobrevivido exprimiendo su fondo de retiro. “Yo no me he sentado a esperar a que el trabajo me llegue, pero he ido y no lo he encontrado”, comentó.

Arévalo fue una de las 12 personas que ayer se reunieron individualmente con Garcetti en Van Nuys, siendo la segunda ocasión en que el alcalde abre al público las puertas de su oficina. La primera ocurrió a unos días de que asumiera el cargo, en julio.

En los encuentros que sostuvo ayer al funcionario le llegaron solicitudes de todo tipo.

“Es importante para los jinetes que viven en áreas urbanas tener senderos seguros”, señaló Mary Benson, del Comité de Asesores en Equitación de Los Ángeles (LAEAC) y quien le pidió que la Ciudad permita que en áreas abiertas, no sólo en parques, se construyan senderos para caballos.

“Es peligroso si montas por las calles: un hombre murió cerca de la esquina de Sheldon y San Fernando Road por un tren, porque las vías férreas eran el único camino en el que él podía montar”, lamentó Benson. El alcalde se comprometió a estudiar el proyecto.

Con estas reuniones la administración de Garcetti pretende estar cerca del pueblo. “Solucionar los problemas de la gente es mi trabajo y quiero ser lo más práctico posible”, expresó el alcalde. “Quiero que el gobierno municipal se enfoque en lo básico y que comience con lo que es más conveniente para que la gente reciba la ayuda que necesita”, agregó.

Su oficina anticipó que él continuará reuniéndose cara a cara con los residentes, aunque sugiere pedir ayuda a través de la página de internet http://www.lamayor.org o usando las redes sociales. Para Twitter se debe usar el link #lamayor.

“No sé porque no pensaron antes en hacer esto, en extender la comunicación con el alcalde”, comentó Diane Bernstein, residente de Sylmar, quien le solicitó al funcionario apoyar a su organización, la cual ayuda a personas con autismo. “Nosotros tenemos cosas que decirle”, añadió.

Alrededor de la web