Alejandro Sanz es fanático del mariachi

El flamenco y la música regional mexicana son las dos grandes influencias culturales del cantante español
Alejandro Sanz es fanático del mariachi
Alejandro Sanz asistió al Festival del Mariachi en México.
Foto: AP

El cantautor madrileño no podría estar más satisfecho con la cálida acogida que le ha brindado su público mexicano durante su actual estancia en el país norteamericano, donde promociona su más reciente trabajo discográfico, ‘La música no se toca’.

También aprovecha para compartir con su legión de fans la impronta que ha dejado en su carrera las tradiciones musicales de la cultura mexicana.

De esta forma, Alejandro Sanz logró ganarse los corazones de miles de mexicanos al confesar abiertamente su pasión por el mariachi, uno de los géneros más característicos de la escena sonora mexicana y un estilo que el intérprete asocia a algunos de los años más felices de su infancia.

“El mariachi es algo que deben proteger siempre, cuídenlo mucho porque es uno de los grandes valores que tiene México. En mi casa siempre se escuchaba flamenco y eso fue lo que definió una parte importante de mi estilo musical, pero el mariachi también ha formado siempre una parte importante de mi vida: mi padre era un gran enamorado”, aseguró el carismático artista durante su actuación en la Feria del Mariachi que ha tenido lugar este fin de semana en Guadalajara.

La relación tan intensa que el ídolo español mantiene con México se ha puesto de manifiesto en innumerables ocasiones, ya sea con la amistad tan estrecha que mantiene con el vocalista Alejandro Fernández -uno de los grandes exponentes de la ranchera y el mariachi- o con su recordada participación en la edición local del popular concurso ‘La Voz’.

Pero más allá del papel que juega la geografía mexicana en el devenir de su carrera profesional -el cantante siempre incluye a este país en sus giras, como demuestran los dos conciertos que ofrecerá los días 1 y 2 de octubre en Ciudad de México-, Alejandro también se confiesa un enamorado de su gente, de sus paisajes y, sobre todo, de los intensos colores que le imprimen “autenticidad”.

“México juega una parte muy importante en algunos de los momentos más felices de mi vida profesional, pero además siempre me ha fascinado por su autenticidad. Estoy asombrado por su cultura, por los paisajes y por sus colores. Cada vez que me presento en el país, a la vuelta siempre me llevo un pedacito de México en el recuerdo”, reveló recientemente a la revista de viajes Baja Traveller.

Por si esto fuera poco, el extrovertido músico tendrá ahora otra buena razón para seguir amando México y a sus artistas, ya que varios intérpretes de ambos lados del Atlántico -Natalia Jiménez, Paquita la del Barrio y Thalía, entre otros- han prestado sus voces a un esperado álbum que homenajeará el legado artístico de Alejandro Sanz a través de varias versiones de sus grandes éxitos.