The Met muestra ya la escuela del futuro

Una escuela ambientalista de Sacramento ahorra dinero y mejora el rendimiento
The Met muestra ya la escuela del futuro
Escuelas en California han adoptado fuentes alternativas de enrgía. La South Region High #9 está entre las más avanzadas.
Foto: Ciro César / La Opinión

SACRAMENTO.— The Met es una escuela secundaria con un estilo y diseño único: Tiene mostradores de vidrio reciclado al frente de sus oficinas administrativas, techos de madera recuperada de las gradería de un viejo gimnasio, y el paisaje en sus patios fue diseñado para usar menos agua.

Sus sistemas de aire acondicionado y calefacción tienen sensores que permiten apagarlos cuando los alumnos salen del salón de clases.

Sus grandes ventanas permiten abundante luz solar mientras que reducen el ruido de afuera. Los pisos son de concreto pulido, un tipo de suelo hecho de un material que ya estaba ahí. El sistema de alumbrado incandescente de la escuela fue cambiado por luces fluorescentes para ahorrar energía.

Al caminar por The Met se tiene la sensación de estar en un edificio muy moderno, vanguardista.

Es la escuela más ecológica del Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de Sacramento (SCUSC), resultado de la renovación de un viejo edificio en el centro de la ciudad el que se invirtieron 7 millones de dólares.

“El trabajo fue financiado por la Medida I, un bono de construcción escolar aprobado por los votantes de Sacramento en 2012”, dijo Farah McDill, directora de medio ambiente del SCUSC, quien acompañó a La Opinión en un recorrido por esta escuela, inaugurada en febrero de 2012.

Las escuelas ambientalistas como The Met representan la nueva visión de renovación y construcción de planteles escolares en California: ahorran dinero, crean un ambiente limpio que contribuye a la salud de los estudiantes y ayudan a mejorar el rendimiento académico de los alumnos.

Actualmente, el 75% de las escuelas de California tienen más de 25 años de antigüedad según una investigación hecha por la oficina del senador demócrata de Los Ángeles, Kevin de León. En la práctica esto quiere decir que tres de cada cuatro escuelas no cuentan con iluminación suficiente y tienen problemas de aislamiento térmico, calefacción, ventilación, aire acondicionado y plomería.

“La falta de aire puro en las escuelas afecta mucho a los niños con asma”, observó De León.

De acuerdo a la Iniciativa de Escuelas Verdes (GSI), fundada en 2004 por padres ambientalistas, las escuelas de California pierden al año más de $30 millones a causa de las ausencias escolares de los niños que se enferman de asma, la principal causa del absentismo en las escuelas.

“Un tercio de los salones de clases en el estado son aulas pórtatiles que necesitan mantenimiento y mejoras en la energía”, señaló Kate Gordon, vicepresidente de energía y medio ambiente del Center for American Progress y Next Generation.

Gondon explica que hay una conexión directa entre los niveles de asma y una ventilación pobre, el moho y los cancerígenos de las paredes.

Jane Warner, presidente de la Asociación Estadounidense del Pulmón, sostiene que al aumentar la eficiencia en el uso de la energía reduciría la contaminación del aire.

Pero esto podría cambiar, gracias a una nueva medida aprobada el año pasado que aportará más dinero a las escuelas verdes a través del estado.

Ahora,con los fondos que genere el Acta de Empleos de Energía Limpia, aprobada en noviembre pasado por los votantes de California, también conocida como Proposición 39, el estado espera obtener ingresos de mil millones de dólares al año, e invertir la mitad de estos fondos en la modernización de las escuelas más viejas en el estado.

Los fondos provienen de impuesto a las corporaciones de fuera del estado, de pagar sus impuestos con base en el porcentaje de ventas que hacen en California, como lo hace el resto de los empleadores.

“Se distribuirán 2,500 millones de dólares en los próximos cinco años a proyectos de energía eficiente y renovable en las escuelas de California”, dijo De León, quien fue el co-presidente de la campaña de la Proposición 39.

El presupuesto recientemente adoptado para el año fiscal 2013-14 en California designa más de $460 millones para los proyectos de energía a las escuelas del kínder al grado 12 y a los colegios comunitarios. Pero se requiere que la Comisión de Energía de California (CEC) desarrolle directrices para la distribución.

Dado que las escuelas más pobres, por lo general siempre están ubicadas en lugares con los niveles de contaminación más altos, alrededor de fábricas, recibirán un 15% más de fondos de la Proposición 39.

El Superintendente de Educación del Estado, Tom Torlakson estima que de las 10 mil escuelas del estado, casi la mitad podría beneficiarse de la Proposición 39.

“El dinero que vamos a proveer no es suficiente para hacer todo lo que queremos en cada una de las instalaciones escolares a lo largo del estado pero es bastante significativo”, dijo la asambleísta demócrata de Berkeley, Nancy Skinner.

Se espera que el proceso de solicitudes de financiamiento comience la primavera próxima.

Un reporte de 2012 del Centro para Ciudades y Escuelas de la Universidad de California en Berkeley, comisionado por el Departamento de Educación, reveló que desde 1998, California ha aprobado $35 mil millones en bonos para modernizar los salones de clases.

Pero en lugar de hacerlos más eficientes energéticamente, el dinero ha sido usado para reemplazar los salones portátiles con nuevos salones o agregar nuevos a otros sitios.

Hasta ahora, muy pocas escuelas han podido avanzar en la renovación de sus edificios, aquellas que lo han hecho, han usado básicamente dinero de medidas locales aprobadas por los votantes como es el caso de The Met, en Sacramento

“No sólo vamos a ahorrar costos de energía sino que las escuelas crearán empleos fijos en la instalación de paneles solares y contrarrestaremos el cambio climático”, apuntó el senador De León, quien junto con el co-presidente de la Proposición 39, Tom Steyer promovió la capacidad de esta iniciativa para generar empleos bien pagados en la construcción.

La Oficina del Analista Legislativo estima que 40 mil empleos serán generados como resultado de la Proposición 39, la mayoría en los sectores de la construcción y manufactura, por lo menos durante el tiempo en que se modernicen las escuelas.

“Miles de hombres y mujeres en la industria de la construcción tendrán ahora la oportunidad de regresar a trabajar para reducir los costos de la energía y mejorar las vidas de los californianos”, dijo César Díaz, director legislativo y político de la Comisión Estatal de Edificación y Construcción AFL-CIO.

Esta historia fue producida como parte de la Beca Ambientalista New America Media 2013 para Medio Étnicos del Norte de California (una colaboración con SoundVision Productions’Burn: Una Revista sobre Energía) con el apoyo de la Fundación S.D. Bechtel Jr. y PG&E.