Merengues apenas ganan

Cristiano ayuda con doblete en polémico duelo ante el Elche
Merengues apenas ganan
Cristiano Ronaldo (centro) salta a rematar entre Botía (segundo izq.) y Manu del Moral (der.), en el juego disputado en el Estadio Martínez Valero.
Foto: EFE

BARCELONA, España (AP).— Un doblete de Cristiano Ronaldo le dio ayer un apurado y polémico triunfo en los descuentos al Real Madrid, imponiéndose 2-1 sobre el recién ascendido Elche, y mantuvo al equipo blanco a distancia de los líderes Barcelona y el Atlético de Madrid en la Liga Española.

En su regreso a la primera división tras 24 años de ausencia, el Elche plantó cara al Madrid hasta el final, pero acabó sucumbiendo a un tiro libre de Cristiano a los 51′ y un discutible penal señalado al colombiano Carlos Sánchez en los descuentos que el astro portugués transformó instantes después de que Yadiom Boakye hubiera nivelado por el bando local.

El equipo de Carlos Ancelotti sumó así su segundo triunfo por la mínima en sus tres encuentros a domicilio, registrando un empate en el restante contra el Villarreal.

Con sus sextos y séptimos tantos del campeonato, Cristiano igualó al argentino Lionel Messi y el brasileño Diego Costa en la tabla de máximos cañoneros.

Cristiano tardó bien poco en exhibir su potente disparo, soltando un cañonazo al lateral de la red nada más empezar y marcando la vía de un Madrid más directo que detallista en su visita al Elche, que respondió sin demora, obligando a dos buenas atajadas de Diego López ante un cabezazo de David Lombán y un zurdazo de Javi Márquez.

Otro mísil demasiado alto de Cristiano fue devuelto nuevamente por Márquez; aunque el despliegue de pólvora dio progresivamente paso al cuerpo a cuerpo, con más roces que disparos, salvo un latigazo raso del argentino Ángel Di María, bien resuelto por Manu Herrera en el arco local.

Los blanquiverdes reclamaron una segunda tarjeta amarilla a Sergio Ramos por derribo a Ferrán Corominas, pero el central madridista inició la segunda mitad junto a Sami Khedira y obviamente Cristiano, quién decantó la balanza con un tiro libre directo en que el balón, tras partir la barrera formada por cinco hombres, picó sobre el césped antes de superar la estirada de Herrera.

La falta de presión madridista en la conclusión finalmente se cobró la igualada de Boakye, quien cabeceó a la red un excelente servicio de Fidel Chaves desde la izquierda.

Pero cuando el reparto de puntos parecía inapelable, el árbitro decretó penal en la última jugada del partido, en que Sánchez y el madridista Pepe forcejearon en el área en un tiro de esquina, cayendo ambos en el área.

Ante las protestas locales, Cristiano transformó desde los 11 metros con un tiro raso y ajustado, confirmando el triunfo merengue.