Republicanos dicen que no votarán por reforma migratoria

Congresistas demócratas aseguran que el nuevo plan de reforma migratoria que presentaron esta mañana tiene apoyo bipartidista, pero líderes republicanos expresaron que no lo apoyarán

Republicanos dicen que no votarán por reforma migratoria
John Boehner (R-Ohio), Presidente del Congreso, es quien controla la agenda y quien ha dicho que no llevará a votación proyectos de ley que no cuenten con el apoyo de la mayoría de los republicanos.
Foto: AP

El proyecto de ley de reforma migratoria presentado hoy miércoles por la bancada demócrata en la Cámara de Representantes propone eliminar una controversial medida sobre la seguridad fronteriza propuesta por el Senado y mantiene el camino a la ciudadanía.

Pero para poder ser considerada tiene que colocarse en la agenda legislativa del Congreso. Solo John Boehner (R-Ohio), Presidente del Congreso, controla los proyectos que pueden admitirse a la agenda para ser debatidos y posteriormente presentados a una votación.

Por lo tanto, el primer obstáculo republicano es Boehner. El segundo se llama Eric Cantor, Líder de la Mayoría Republicana en la Cámara de Representantes.

Boehner ha dicho en repetidas ocasiones que no se votará ningún proyecto de ley que no cuente con el apoyo de la mayoría de los miembros republicanos.

Hoy mismo, al preguntarle al portavoz de Cantor si hay alguna posibilidad de poner en agenda el proyecto de ley de sus colegas demócratas, la respuesta fue “no”.

También, un asistente del Comité Judicial del Congreso dijo a través de un comunicado que el presidente del comité, Bob Goodlatte (R-Va.) “se opone fuertemente al proyecto del Senado” y lo que se está proponiendo en la Cámara de Representantes “es básicamente lo mismo”.

Los demócratas insisten en que el proyecto de ley del Senado pasaría si Boehner permitiera el voto dado que la mayoría de los demócratas y algunos republicanos la apoyarían.

La semana pasada funcionarios de la Casa Blanca dijeron estar seguros que Boehner realmente quiere pasar un paquete de reforma migratoria, pero que teme perder su puesto al tratar de presionar un proyecto de ley que no cuenta con la mayoría republicana.