Con salud y sin saberlo

Califican a extensión de Medi-Cal pero ignoran que no deben esperar a 2014
Con salud y sin saberlo
Se calcula que más de 1 millón de personas como Josefina Delgado califican para la extensión del programa Medi-Cal .
Foto: La Opinión - Yurina Melara

Aunque la cobertura de salud bajo Obamacare —Ley de Salud a Bajo Precio (ACA)— inicia hasta el 1 de enero del 2014, ya hay personas como Josefina Delgado, de 63 años, que se inscribieron a un plan de salud y que han tenido acceso a visitas médicas.

“Yo no pensé que era verdad. El día que me llegó la carta en la que me decían que me habían aceptado y que ya podía utilizar los servicios, no lo creía. Llamé a la clínica inmediatamente, me hicieron la cita y con la carta de aceptación fue suficiente para que me atendieran”, explicó Delgado. “Aún no tengo la tarjeta pero ya me están atendiendo”.

Hace más de un año, el Condado de Los Ángeles recibió permiso y financiamiento del gobierno federal para iniciar el proceso de expansión de Medi-Cal que inicia oficialmente el próximo año. Y desde principios de este año, el Sindicato SEIU-UHW recibió fondos del Departamento de Servicios de Salud de Estados Unidos para promover la ley de salud en barrios latinos pobres de Los Ángeles.

El Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles tiene registradas a 271,997 personas en el programa de expansión de Medi-Cal, quienes en su mayoría ya están siendo atendidas en las clínicas públicas o comunitarias.

En el caso de Josefina, al inscribirse, ella escogió a la Clínica Monseñor Romero como su “hogar médico”, un nuevo concepto en atención médica que está siendo implementado para coordinar el cuidado de salud de los pacientes desde un sólo centro.

A Delgado le preocupaba padecer de diabetes o de alguna otra enfermedad que no presenta síntomas hasta que está avanzada, pero para su tranquilidad hasta ahora, todos sus exámenes han salido bien.

“Me siento muy bien de haber visto a un doctor después de tantos años. El seguro es gratis, no tuve que esperar hasta enero y ahora tengo un doctor de cabecera. No sabía que algo así era posible”, dijo.

Elliot Petty, organizador de SEIU-UHW, dijo que muchas personas que califican para la expansión de Medi-Cal no saben que no tienen que esperar hasta el próximo año para ver a un médico.

“Cuando las personas reciben la carta que ya han sido aceptadas, reciben un número de caso y con ese número ya los pueden atender en las clínicas u hospitales”, dijo Petty.

Los requisitos para este programa son residir en el Condado de Los Ángeles por lo menos por cinco años consecutivos, ser adulto entre 19 a 64 años de edad sin hijos menores, tener residencia legal o ser ciudadano, e ingresos individuales de 1,239 dólares mensuales.

Los documentos para inscribirse son: tarjeta de identidad de California, licencia de conducir o pasaportes de EEUU; prueba de domicilio como factura de servicios públicos; declaración de impuestos o resguardo de cheques de sueldo; prueba de ciudadanía o tarjeta de residente y seguro social.