Empleados piden nuevo líder en el transporte de Los Angeles

Directivos denunciaron las políticas del titular, Jaime De la Vega, que pone en riesgo a ciclistas, conductores y peatones.
Empleados piden nuevo líder en el transporte de Los Angeles
Cuestionan gestión del director de LADOT.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

El actual liderazgo del Departamento de Transporte de Los Ángeles (LADOT) ha tomado decisiones que ponen en riesgo a conductores, peatones y ciclistas, demeritan la calidad de sus servicios y reducen la moral del personal, denunciaron este miércoles directivos de alto rango de la dependencia.

Las acusaciones hechas en el Concejo Municipal recaen sobre Jaime De La Vega, titular de la agencia desde mediados de 2011, por elección del entonces alcalde Antonio Villaraigosa. Unos cien integrantes del Local 721 del sindicato SEIU presentaron las quejas a los ediles.

“Realizamos servicios esenciales, ofrecemos nuevas opciones de viaje y regulamos el tráfico en toda la ciudad. Los angelinos confían en nosotros. Pero políticas que han venido de arriba del departamento no sirven al público, de hecho, lo ponen en peligro”, dijo Michael Hunt, ingeniero del LADOT por 22 años y quien reclamó que De La Vega “no nos escucha, nos ridiculiza cada vez que puede”.

Bajo su gestión, afirman, se han aplicado acciones “dañinas”, como reconfigurar todo el organismo y rotar empleados, no cubrir puestos vacantes y firmar acuerdos con 40 contratistas, algo que –dicen- cuestan tres o cuatro veces más que dejarlo en manos del Ayuntamiento.

Estas acciones, indican, han puesto más presión en el personal y han afectado la atención al público. “Ha habido un dramático incremento en la carga de trabajo”, dijo Scott Morrill, superintendente del sistema de señalamientos, alertando que los grupos bajo su mando han perdido un tercio de su fuerza laboral.

Morrill indicó que la dependencia ha perdido experiencia y alertó que casi la mitad de la nómina es elegible para el retiro en 12 años. “Sin experiencia en el personal contratado resultaría en una bomba de tiempo que nos puede llevar a un aumento de riesgos a corto plazo”, mencionó.

El 25 de septiembre más de un centenar de integrantes del Local 721 del sindicato SEIU marcharon a la oficina del alcalde Eric Garcetti para “avisarle qué cosas no están funcionando en LADOT”.

Entre los trabajadores que esta mañana asistieron a la junta del pleno del Cabildo estaban equipos de mantenimiento, ingenieros, agentes de tránsito, supervisores y directivos.

Hunt dijo que la solución es quitar a De La Vega del puesto. “Ya no podemos trabajar con él”, dijo.

En un comunicado, la oficina de prensa de LADOT subraya que De La Vega ha tomado sus decisiones teniendo en menta el mejor funcionamiento del organismo, como la reasignación de gerentes de ingeniería, y recalca que hay vacantes por limitaciones presupuestarias.

“El departamento continúa afinando su organización basado en los recursos disponibles y las prioridades establecidas por el alcalde y el Concejo Municipal”, cita el documento.

Asimismo, la dependencia defendió sus contratos “ya firmados”, negando que haya asignado trabajo de ingeniería de transporte a firmas de consultoría y servicios profesionales.

La oficina de Garcetti no comentó al respecto. No está claro si el trabajo de De La Vega es del agrado del alcalde, quien al inicio de su administración pidió a todos los gerentes departamentales volver a presentar una solicitud de trabajo, acompañada de un “innovador” proyecto de trabajo.

Mike Bonin, director del Comité de Transporte del Concejo, evitó hablar sobre estas quejas, pero se comprometió a revisarlas. “Quiero que sepan que han sido escuchadas”, señaló.