Por fin ganan los Gigantes

Nueva York logra primer triunfo de la campaña a costa de Vikingos

Por fin ganan  los  Gigantes
Peyton Hillis, de Gigantes, pierde el control del ovoide al ser derribado por Erin Henderson, de Minnesota.
Foto: AP

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey (AP).— Los Gigantes de Nueva York obtuvieron su primera victoria del año en el “Monday Night Football”, al tiempo que limitaron a Adrian Peterson y aprovecharon los errores de los Vikingos de Minnesota para ganar 23-7.

Los Gigantes comenzaron la temporada con seis derrotas al hilo en las que fueron el equipo que realizó más entregas de balón y mostraron muy poco a la defensiva.

Pero en contra de los Vikingos (1-5), fueron lo suficientemente eficientes, si no es que abrumadores, y lograron tres robos.

Peterson, JMV de la liga el año pasado, fue limitado a 28 yardas terrestres.

El corredor estelar no fue ayudado por un Josh Freeman oxidado, quien hizo su debut como mariscal de campo de los Vikingos.

Josh Brown pateó tres goles de campo, Rueben Randle atrapó un pase de 24 yardas y Peyton Hillis, en su debut con los Gigantes 1-6), corrió para un touchdown.

En San Luis se informó que el quarterback de los Rams, Sam Bradford, se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda y no volverá a jugar esta temporada.

La lesión fue confirmada ayer, luego de que se le hiciesen al jugador exámenes de resonancia magnética el domingo, tras la derrota 30-15 ante las Panteras de Carolina.

Bradford se rompió el ligamento anterior cruzado en el cuarto período, al caer pesadamente sobre su rodilla luego de ser empujado fuera de la cancha por Mike Mitchell.

El mariscal de campo fue sacado en un carrito. Lo reemplazó Kellen Clemens, el único otro mariscal de campo que tienen los Rams (3-4) en su nómina. Bradford, primera selección del draft del 2010, generó 1,687 yardas y 14 touchdowns.