Aumentan protestas por muerte de Andy López en California

Cientos de personas protestan en Santa Rosa por el asesinato de un niño por un auxiliar del Sheriff de Sonoma la semana pasada
Aumentan protestas por muerte de Andy López en California
Cientos de personas se reunieron en Santa Rosa, al norte de California, para protestar por la muerte a tiros de un niño de 13 años de edad, por un ayudante del sheriff.
Foto: AP

Varios cientos de personas marcharon el martes en Santa Rosa, en el norte de California, para protestar por el asesinato de Andy López, un niño de 13 años de edad, por un ayudante del sheriff de California en un suceso que provocó una investigación del FBI y la indignación de la comunidad.

Los manifestantes, muchos de ellos estudiantes de secundaria y enseñanza media, se reunieron en el centro de Santa Rosa antes de marchar por las calles con signos y sudaderas con fotos de Andy López.

“Andy López no tenía que morir”, gritaban.

López fue asesinado el 22 de octubre por el alguacil Erick Gelhausel del Condado de Sonoma, un instructor de armas de fuego que, según dijeron las autoridades, confundió un arma de juguete que López llevaba con un rifle de asalto.

Diez segundos después de que Gelhaus y su compañero de patrullaje reportaron el avistamiento de un sujeto sospechoso con un arma, en el cruce de las avenidas Moorland y Robles, la central de radio del sheriff de Sonoma fue notificada por los mismo alguaciles de que habían hecho disparos.

Ocho balas disparó Gelhaus. Siete impactaron a Andy López, quien estaba a unos siete metros de distancia, camino a casa de un amigo para devolver el rifle de juguete que, días después, fue mostrado a los medios para evidenciar su parecido con un arma real.

El incidente está bajo investigación por el FBI, los fiscales y la policía de Santa Rosa.

Victor Manieri, estudiante de primer año en Elsie Allen High School, salió de la escuela temprano para unirse a la marcha. Dijo que conocía a Andy y quiso mostrar su apoyo a la familia del niño.

“Estoy en desacuerdo con lo que ese policía hizo ese día “, dijo Manieri . “Hay otros métodos como el uso de una Taser que lo habría paralizado pero no le quitaría la vida”.