Batalla por el Distrito I en Houston cae en cuestionables tácticas

Batalla por el Distrito I en Houston cae en cuestionables tácticas
Según los cuatro candidatos, la cantidad de anuncios dañados se incrementó en los recientes días ya que, según ellos, reciben llamadas de empresarios que les piden que vayan a quitar los anuncios porque tienen pintada una palabra denigrante o porque están rotos.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

El día de elecciones está a la vuelta de la esquina y los candidatos al puesto de concejal en el Distrito I de Houston están luchando con todas sus fuerzas para ganarse la mayor cantidad de votos en este cierre que parece estar muy apretado entre los cuatro aspirantes.

La contienda desde hace varios meses ha sido muy reñida con dimes y diretes entre los candidatos, Graci Garces, Leticia Ablaza, Ben Méndez y Robert Gallegos. Pero en las recientes semanas la batalla ha caído en tácticas cuestionables, según los candidatos.

La candidata Ablaza le mostró a RUMBO varios anuncios de su campaña destrozados y otros pintados con grafiti y palabras insultantes a su persona.

“En estos últimos días tuvimos que recoger varios de nuestros anuncios de diferentes establecimientos porque alguien con pintura spray escribió malas palabras sobre ellos o pusieron una equis sobre mi nombre”, dijo Ablaza.

La campaña de Ablaza recogió los anuncios dañados y colocó algunos nuevos, pero el costo no es barato. Según la candidata, el costo para remplazarlos ha sido considerable para su campaña.

“Yo no quería gastar tanto dinero en anuncios, pero creo que ya rebasamos los $8,000 y una buena parta ha sido porque hemos tenido que remplazar los más de 100 que nos han dañado”, agregó Ablaza.

Sin embargo, Ablaza no es la única quejándose de esta ‘táctica ventajosa’, el candidato Ben Méndez también encontró muchos de sus anuncios pintados con grafiti, insultos o de plano rotos.

“Hemos tenido que ir a limpiar muchos de nuestros anuncios de 4×4 porque esos son demasiado caros para remplazarlos, cada uno cuesta entre $25 y $30 y han sido decenas los que nos han dañado”, comentó Méndez.

Garces dijo que desde hace varios meses sus anuncios han sido robados de residencias por todo el Distrito I.

“En el vecindario de Glenn Brook Valley pusimos decenas de anuncios en diferentes casas y días después que pasamos ya no estaban los anuncios. Han sido muchos los anuncios que nos han robado y no es justo porque uno va y le toca la puerta a las personas para que nos den permiso de ponerlo en su propiedad”, comentó Garces.

Los candidatos no se sienten lo suficiente seguros como para acusar a una campaña de los daños y robos de anuncios, pero sí admiten que es una táctica que los perjudica a todos.

“A todos nos cuesta comprar esos anuncios y es dinero que gente y empresarios nos donan para hacer nuestras campañas. No está bien que se destruyan de esta forma. Es lamentable que algunas campañas se sientan tan inferiores y se dediquen a hacer estas cosas”, explicó Gallegos.

Según los cuatro candidatos, la cantidad de anuncios dañados se incrementó en los recientes días ya que, según ellos, reciben llamadas de empresarios que les piden que vayan a quitar los anuncios porque tienen pintada una palabra denigrante o porque están rotos.

“Tuve que ir a remover mi anuncio de la Discoteca Memo porque alguien puso la mala palabra en ingles que comienza con la ‘F’ sobre mi nombre. Es lamentable que se haga esto”, concluyó Ablaza.

Han surgido versiones de vecinos que indican que las personas responsables son miembros de grupos antiinmigrantes.

Lo que sí es curioso es que los anuncios en el Distrito I que tienen que ver con la contienda por concejal son los únicos que han sufrido los daños. Los anuncios de la contienda por el puesto de alcalde y otros cargos no han sido atacados de la misma manera.