Imperativo económico

La reforma traería crecimiento, dice estudio divulgado ayer en la capital
Imperativo económico
Un trabajador le da forma a una acera frente a un grupo de nuevas casas construidas en Omaha, Nebraska. Según un estudio del BPC, la reforma migratoria impulsaría el sector de la construcción.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— La reforma migratoria que aprobó el Senado en junio, agilizará la recuperación del sector de vivienda y contribuirá al crecimiento económico en las próximas dos décadas, y la Cámara de Representantes tiene la oportunidad de mejorar la medida, según un estudio divulgado ayer por el Centro de Política Bipartidista (BPC, en ingles).

El informe de 32 páginas, que describe las repercusiones económicas y presupuestarias de la reforma migratoria a largo plazo, fue divulgado en el marco de un día de cabildeo ante el Congreso de poco más de 600 líderes conservadores procedentes de más de 100 distritos electorales de todo el país.

“No es solo una cuestión económica, es una cuestión política y lo que hacemos es presentar los datos, e incluso miembros del Tea Party apoyan la reforma porque entienden que hay que corregir el sistema migratorio”, dijo a La Opinión Doug Holtz-Eakin, presidente del American Action Forum tras una presentación del estudio en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

“El tema de inmigración ha perjudicado a los republicanos, elección tras elección y, por ser pragmáticos, querrán avanzar la legislación en el Congreso. Nuestro mensaje, el punto principal del informe es que la reforma reduce, no empeora, las preocupaciones fiscales legítimas que los republicanos tienen… la reforma promueve el crecimiento y ayudaría a resolver el problema presupuestario”, afirmó.

Según el estudio, de ser aprobada por el Congreso, la reforma migratoria aumentaría los gastos en la construcción de viviendas residenciales en 68,000 millones de dólares anuales, e incrementaría el crecimiento económico en un 2.8% en la próxima década y en un 4.8 % en 20 años.

Además, ayudaría a reducir el déficit mediante ahorros presupuestarios de 180,000 millones de dólares en la próxima década, y de 1.2 billones de dólares en los próximos 20 años.

La reforma también ayudaría a contrarrestar el fenómeno del envejecimiento de la población, ya que el 94% de los nuevos residentes legales sería menor de 65 años, indicó el análisis.

El informe de BPC tomó como base la reforma migratoria que aprobó el Senado en junio pasado, pero también tomó en cuenta las alternativas que sopesa la Cámara Baja, dominada por los republicanos.

En ese sentido, el estudio advirtió de que un escenario que sólo priorice una guerra de “desgaste” contra los indocumentados a través de acciones policiales para expulsarlos del país, “reduciría el Producto Interno Bruto en 5.7% en los próximos 20 años”.

El encuentro de los líderes conservadores en la Cámara de Comercio , que incluyó referencias bíblicas a dar la bienvenida al extranjero, congregó a representantes de grupos religiosos, cívicos, empresariales y policiales, que insistieron en que la reforma es un “imperativo moral y económico” para el país.

Tras el encuentro, los líderes conservadores fueron trasladados en autobuses al Congreso, donde realizaron un día completo de cabildeo con un total de 140 reuniones, 120 de las cuales fueron con congresistas republicanos, según los organizadores.