Preocupados por comicios hondureños

Senadores de EEUU ven con recelo el clima de violencia
Preocupados por comicios hondureños
Candidatos presidencialeas participaron en la firma del Pacto Nacional por la Seguridad.
Foto: EFE

TEGUCIGALPA, Honduras .— Una docena de senadores de los Estados Unidos enviaron ayer una carta al Secretario de Estado, John Kerry, en la que expresan su preocupación por el clima de violencia e intimidaciones que se vive en Honduras cuando quedan menos de dos semanas para la celebración de unas reñidas elecciones presidenciales que podrían suponer el regreso al poder de los partidarios del presidente Manuel Zelaya, derrocado por un golpe de estado en 2009.

“Estoy muy preocupado por la continua violencia en Honduras y el impacto de esta sobre las elecciones del 24 de noviembre”, dijo Tim Kaine impulsor de la carta y miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, según el texto de la carta a la que tuvo acceso la AP.

“Estamos recibiendo informes de amenazas contra periodistas e incluso de asesinatos de candidatos”, añadió Kaine.

Según un informe de la organización no gubernamental canadiense Rights Action, entre mayo de 2012 y octubre de 2013, un total de 35 candidatos y precandidatos de diversos partidos políticos han sido asesinados en el país. Unos 18 de ellos serían miembros del recién creado partido LIBRE, que agrupa a los partidarios del depuesto presidente Zelaya.

Según el alto Comisionado de Naciones Unidas para la Libertad de Expresión y el gobierno hondureño, 28 periodistas han muerto asesinados desde el golpe de estado de 2009. Pero para organizaciones como reporteros Sin Fronteras la cifra desciende a 19. Las encuestas presentan un resultado muy competitivo entre el candidato oficialista, Juan Orlando Hernández, que tendría el 28% de la intención de voto declarada, según una encuesta realizada en octubre por la empresa CID Gallup frente al 27 de Xiomara Castro, Esposa del presidente Zelaya y candidata de LIBRE. La encuesta fue realizada con 1,500 entrevistas.

La carta firmada por los doce senadores dice que el país “padece instituciones frágiles y un poder judicial sitiado que han hecho poco para castigar la violencia