Paramédicos acompañan a la Patrulla Fronteriza de Texas

La Patrulla Fronteriza tiene unos 100 paramédicos extendidos a lo largo de sus nueve estaciones en el sector y ahora son incluidos en los patrullajes regulares
Paramédicos acompañan a la Patrulla Fronteriza de Texas
El agente Jacob Dreher (izquierda), de la Oficina del Aire y Marina de la Policía de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, y el agente de la Patrulla Fronteriza Mentor Cavazos muestran equipos para ayudar a inmigrantes o agentes en problemas en una oficina de la ICE en McAllen, Texas
Foto: AP

McALLEN, Texas.— Ante el creciente número de inmigrantes sin autorización que cruzan la frontera desde México hacia el sur de Texas y que se meten en problemas en las enormes haciendas estadounidenses, la Patrulla Fronteriza ha empezado a añadir paramédicos en sus recorridos en helicóptero.

Un helicóptero de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza detectó el domingo a una niña salvadoreña de 11 años que estaba perdida entre la maleza aproximadamente a una hora de manejo al norte del fronterizo río Bravo. Otros en su grupo les habían dicho a los agentes que los aprehendieron que ella se había perdido.

La tripulación aterrizó cerca de allí, encontró a la niña mojada y temblando, pero saludable y la llevó por aire hasta unos vehículos de la Patrulla Fronteriza que se encontraban a poca distancia de lugar. Ese día las temperaturas habían caído a unos siete grados centígrados (45 Fahrenheit).

“Simplemente vamos a ver más gente en esos sitios alejados”, dijo Raúl Ortiz, subjefe del sector del Valle del Río Grande en la Patrulla Fronteriza.

“Creo que el éxito que hemos visto en nuestros puestos de control, el éxito que hemos visto a medida que implementamos herramientas adicionales… obviamente eso los va a alejar, va a alejar el tráfico (de personas) de las áreas urbanas. Así, con eso reconocemos que las personas que están desesperadas van a caminar largas distancias y por lo tanto… vamos a tratar de salir rápido allá afuera y la unidad aérea móvil nos permite hacer eso”.

El Valle del Rio Grande se ha convertido en el sector con más tránsito de personas en la frontera suroeste de Estados Unidos. El terreno es agreste, obstruido por plantas de mezquite y arena suave y es fácil perderse. Además, es terriblemente cálido y seco durante el verano.

En el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, la Patrulla Fronteriza hizo unos 150.000 arrestos en el sector, un incremento de más del 50% en comparación con el año pasado. En lo que va de este año fiscal, los agentes del sector han efectuado más de 20.000 detenciones, aproximadamente el 60% más que a esta altura del año pasado.

El año pasado, la Patrulla Fronteriza hizo más de 700 rescates en este sector, dijo Ortiz, pero los agentes también hallaron más de 150 cadáveres.

La Patrulla Fronteriza tiene unos 100 paramédicos extendidos a lo largo de sus nueve estaciones en el sector. Agentes entrenados como paramédicos han formado parte de los equipos de búsqueda y rescate desde fines de la década de 1990, pero Ortiz dijo que a partir de septiembre se les añadió en los patrullajes regulares efectuados por la Oficina del Aire y Marina.

El extremo sur de Texas proporciona la ruta más directa a Estados Unidos para los inmigrantes irregulares. En lo que va del año fiscal, más de dos terceras partes de las detenciones han sido de inmigrantes provenientes de otros países distintos a México.