‘No deporten a mi madre’

Soñadora Erika Andiola pide a Obama que frene la deportación
‘No deporten a mi madre’
Erika Andiola junto con su madre en Washington.
Foto: Suministrada

WASHINGTON, D.C.— Erika Andiola, una de centenares de “soñadores” que pusieron el rostro humano a la crisis migratoria en EEUU, está apelando ahora ante el presidente Barack Obama para que frene la deportación de su madre, en vías de expulsión el mes próximo.

“Le estoy pidiendo al presidente Obama que él tiene el poder con la discreción procesal parar casos como el de mi mami y de otras personas, y no sé por qué no lo está haciendo”, dijo Andiola, acompañada de su madre, Guadalupe Arreola, durante una rueda de prensa al pie del Capitolio.

Andiola, quien había sido contratada por la congresista demócrata de Arizona, Kyrsten Sinem, renunció a su empleo “para luchar desde afuera” contra la deportación de su madre.

“No tenía sentido estar allí sentada… en un Congreso donde solo están allí para hablar y no para actuar, para mí eso no es legítimo. Mi familia es más importante que un trabajo en el Congreso”, dijo Andiola.

Su intención, indicó, es seguir luchando contra las deportaciones “una por una hasta que el presidente Obama las pare todas… y lleguemos a tener una reforma migratoria”.

Andiola señaló su encuentro con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, a quien ella y una amiga trataron de saludarlo, pero éste las esquivó. “Reyna quiso ir a saludarlo, a decirle que estamos orando por él, extendió su mano pero él la esquivó totalmente”, señaló

“Ni siquiera tuvo la amabilidad de actuar con valor y simplemente decirnos a los ojos que no lo va a hacer (el voto de la reforma)…que no actúe como si no existimos, porque existimos y somos once millones” de indocumentados, enfatizó.

La oficina de Boehner reiteró el martes que sigue comprometido con la reforma y su bancada prefiere aprobarla “por partes” pero, según Andiola, “el proceso no importa sino la acción… que nos enseñe sus paples” con un proyecto de ley.

Andiola lanzó a principios de año una exitosa campaña por las redes sociales para impedir la expulsión de su madre, que obtuvo un permiso temporal y debe presentarse ante la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Phoenix, Arizona, el próximo 2 de enero.

Arreola fue detenida en Arizona en enero pasado debido a una infracción de tránsito que desencadenó su proceso de deportación. Su hogar incluso fue objeto de una redada por los agentes de ICE, según su familia.

Durante la rueda de prensa, Sinema dijo que ella y otros congresistas están elaborando una carta que enviarán a ICE con una petición para ayudar a Arreola.

En declaraciones a La Opinión, Arreola, de 55 años, expresó confianza de que los esfuerzos de su hija surtirán efecto.

“Tengo muchísima fe, porque ella ha ayudado a parar muchas deportaciones. Sé que estamos más unidos que nunca porque yo también estoy luchando”, dijo Arreola, una duranguense que en mayo pasado creó en Mesa (Arizona) el grupo “Original Dreamers” (“Soñadores Originales”), con unos 40 madres y padres que hacen actos de presión a favor de la reforma en las redes sociales y en todo sitio público.

Andiola ha iniciado una petición en la página web “KeepUsTogether.org” pidiendo la ayuda del publico para frenar la separación de las familias.

Alrededor de la web