Papa Francisco también es persona del año para gays

The Advocate, la revista dirigida a la comunidad LGBT de EEUU, lo escoge para su portada

Papa Francisco también es persona del año para gays
La portada de The Advocate de diciembre muestra una fotografía del papa Francisco con el símbolo de la campaña NOH8.
Foto: The Advocate

Nueva York – El papa Francisco, que la semana pasada fue escogido como la persona del año por la revista Time, también ha tenido un impacto importante en las personas gay, al ser el primer Santo Padre que habla abiertamente sobre ellos y su papel en le Iglesia Católica. Es por esto que la revista The Advocate, que está dirigida a la comunidad LGBT de EEUU, también decidió nombrarlo la persona del año.

La portada de The Advocate de diciembre muestra una fotografía de Jorge Mario Bergoglio con el símbolo NOH8 en su mejilla, (que fue una campaña fotográfica en contra de la Proposición 8 de California), y y con la cita: “si alguien es gay y busca al Señor con buena fe, quien soy yo para juzgarlo?”, que fue lo que dijo el Papa la primera vez que se refirió a las personas gay.

Este galardón es significativo, ya que nunca antes un Papa había sido reconocido por una publicación dirigida los gays, bisexuales y transgéneros, ya que por los general la postura de la Iglesia, y sus sacerdotes, ha sido muy crítica en contra de esta comunidad.

Los editores de la revista destacaron que el Papa, cuando era un simple sacerdote o cardenal, no siempre tuvo una postura muy positiva hacia los gays y menos sobre los matrimonios entre las personas del mismo sexo, pero aseguran que sus comentarios recientes sobre la comunidad LGBT han hecho una gran diferencia en relación a la retórica de sus antecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI.

The Advocate reconoció que “se quiera o no, lo que el Papa dice hace una diferencia”.

Y es que en apenas un año de su pontificado, Francisco ha cambiado la percepción de la Iglesia en varios temas controversiales, además de que ha asumido su rol como líder de los católicos con un tono muy diferente, que lo ha acercado más a la gente y que lo hace ver más humano.