Desplome de teatro en Londres no fue acto criminal

Investigadores evalúan si la lluvia intensa habría tenido algo que ver con el derrumbe del edificio Apollo
Desplome de teatro en Londres no fue acto criminal
Inspectores de seguridad revisaron 52 teatros en Londres para asegurarse de que no ocurra un desplome como el reportado en el Apollo el jueves.
Foto: EFE

LONDRES — Las autoridades inspeccionaban el viernes los 52 teatros de la famosa zona de West End en Londres, en un intento por garantizarle al público amante de este arte que los antiguos edificios de la ciudad son seguros, poco después que trozos de mampostería cayeron desde el techo del teatro Apollo, hiriendo a 79 personas.

El concejo municipal de Westminster que abarca la jurisdicción aseguró que las inspecciones de seguridad revelaron que no había problemas inmediatos.

“Es una prioridad máxima asegurarle al público que está seguro cuando viene al teatro”, destacó la líder del concejo Philippa Roe.

La policía londinense indicó que había descartado que el desprendimiento de parte del techo el jueves por la noche se debiera a una actividad criminal. Un elemento de investigación era si una lluvia intensa pero breve una hora antes habría tenido algo que ver en el asunto.

Testigos relataron que reinó el caos y el pánico cuando grandes trozos, vigas de madera y polvo cayeron sobre el público, 45 minutos después de que había comenzado la obra “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” (El curioso incidente del perro durante la noche).

“Llegué a pensar, que a lo mejor esto formaba parte de la obra”, comentó Scott Daniels, un turista estadounidense del área de Dallas. “De pronto, el yeso comenzó a caer, grandes trozos de mampostería. Las luces se apagaron y todo se llenó de humo, todos tosían y se ahogaban”.

El Servicio de Ambulancia de Londres dijo el viernes que había dado tratamiento a 79 personas, 56 de las cuales fueron llevadas a hospitales locales en ambulancias. De las 47 personas heridas “caminaban”, mientras que otras nueve “habían sufrido heridas graves, inclusive en la cabeza y la espalda”.

Nimax Theatres, que es propietaria del Apollo, calificó el incidente de “asombroso y angustiante”.

Como muchos de los teatros de West End de Londres, el Apollo tiene más de un siglo de antigüedad, al haber sido construido en 1901. Tiene capacidad para 775 personas.

?>