Jugadores de la NFL aún ocultan conmociones y juegan

Es un grave problema en los emparrillados, una consecuencia de un juego de gladiadores, pero para los jugadores y la liga, hay mucho en juego.
Jugadores de la NFL aún ocultan conmociones y juegan
El tight end de los Lions de Detroit Dorin Dickerson es el más reciente caso.
Foto: AP

ALLEN PARK, Michigan.- El tight end de los Lions de Detroit Dorin Dickerson es el más reciente jugador de la NFL que se quedó en un partido con una conmoción cerebral, con lo que se unió a una lista que probablemente es bastante larga.

Tanto el safety de los Bills de Buffalo Jim Leonhard como el safety de los Titans de Tennessee George Wilson reconocieron esta semana que han jugado con conmociones cerebrales en el pasado.

“Por supuesto que ocurre”, dijo el safety de los Chargers de San Diego Eric Weddle, debido a que los jugadores no quieren salir de los partidos por temor a perder sus trabajados o su papel en el equipo.

Dickerson no le dijo al personal médico de los Lions de inmediato acerca de su conmoción cerebral. Más tarde dejó caer un pase y le marcaron un holding en el tiempo extra durante la derrota del domingo por 23-20 ante los Giants de Nueva York.

“Simplemente quedé noqueado“, dijo Dickerson a periodistas luego del partido. “Solo fue una pequeña conmoción. Debería haberla reportado. Pensé que podía superarlo”.

Cuatro días más tarde, el joven de 25 años de edad fue puesto en la lista de lesionados.

Dickerson, que ha atrapado 11 pases en 23 partidos en tres años con tres equipos de la NFL, puede simplemente haber tratado de sacar el máximo provecho de su oportunidad de jugar incluso si estaba poniendo en riesgo su salud.

Los hombres que logran prosperar y sobrevivir en lo que el receiver de los Lions Nate Burleson llamó “un deporte de gladiadores” pueden ganar millones al sacudirse golpes que son tan duros que los cerebros chocan con cráneos. Y la liga puede perder cientos de millones de dólares —quizá miles de millones en el futuro —.

La NFL acordó una semana antes del arranque de la temporada pagar 765 millones de dólares para resolver demandas de miles de ex jugadores que desarrollaron demencia u otros problemas de salud relacionados con la conmoción cerebral que según ellos fueron causados ‘por la misma violencia en el terreno de juego que impulsó la popularidad y ganancias del deporte’.

El ex preparador físico de los Lions y los Redskins de Washington Al Bellamy, quien trabajó para equipos de la NFL entre 1988 y 2012, dijo que no es mucho lo que los profesionales médicos pueden hacer para proteger a los jugadores de ellos mismos.

“Yo no creo que haya nada que se pueda hacer si un jugador no está siendo sincero acerca de su salud”, dijo Bellamy, ahora director de preparación física en Temple. “Los preparadores físicos y los médicos del equipo intentan ver lo que pueden desde la línea lateral y la NFL pone un preparador físico en la sala de prensa para señalar los posibles problemas“.

“En última instancia, sin embargo, depende de los jugadores ser explícitos sobre su salud cuando hay alguna duda”.

A veces, eso simplemente no sucede.

En una serie de entrevistas en 2011 sobre lesiones en la cabeza con The Associated Press, 23 de 44 jugadores de la NFL dijeron que intentarían ocultar una posible conmoción cerebral en lugar de pedir que los saquen de un partido.

Alrededor de la web