¿Quién fue el boxeador del año?

Apenitas se tocó el tema y lo que en otro tiempo era una elección esperada, esta vez, la mayoría de medios y de periodistas pasaron de puntillas y miraron de soslayo.

¿Qué pasó? ¿Qué no hubo Boxeador del Año?

O debe ser que entre los recobecos en los que los grandes empresarios han metido al boxeo en estos años, ya no sabemos si hay un boxeador del año. O si hay dos o tres. Debe ser eso.

Que ahora se hace necesario elegir un Boxeador del Año de Golden Boy Promotions y otro de Top Rank… y si usted lo prefiere elegimos otro más para los promotores independientes y hasta uno para los europeos y otro más solo para los rusos.

Timidamente titula un medio que Floyd Mayweather Junior es el boxeador del año, mejor dicho, “su” Boxeador del Año.

Porque si algo quedó claro en los doce meses que se fueron es q   ue “Money” Mayweather, volvió a ser más “Money” que Mayweather y le dejó poquísimo al boxeo.

Eso sí, le puso a sus cuentas 87 millones de dólares, mal contados, para ser el peleador más rentable del año.

Pero no el mejor.

Básicamente porque pocos creemos que ganarle a Robert “Fantasma” Guerrero y a “Canelo” Álvarez, dos rivales inferiores que apenas pusieron resistencia, sea testimonio de un nivel superlativo que lo ponga en lo más alto, arriba de todos.

Ante Guerrero, el astuto y “businessman”, que es Mayweather, cuadró caja, con Showtime y ante “Canelo” hizo algo parecido, pero con más millones y mucha más promoción. Nada más.

Pregunto, solo por fastidiar. ¿No fueron mejores, Tim Bradley, Danny García, “Chino” Maidana o Mikey García? ¡Seguro!

Bradley le ganó a Márquez y a Provodnikov en dos tremendas peleas.

Danny García le ganó a Zab Judah y a Lucas Mathysse dos enemigos de postín, con los que también podría haber perdido.

“Chino” Maidana noqueó al combativo Josesito López y resolvió fácil el “problema” dándole una paliza a Adrien Broner en una de las mejores peleas del año.

Ya le di tres grandes peleadores con más méritos para Boxeador del Año que Mayweather.

Y qué tal si sumamos a Mikey García, invicto en 33 combates con nocauts en los últimos once y que liquidó con la autoridad de sus puños a JuanMa López y a Román Martínez por la vía del sueño.

Usted seguro tendrá a otros candidatos, también válidos para exaltar como mejores en el noble deporte de los puños.

Pero no Mayweather.

Porque si nos acogemos a lo que puede producir un boxeador para él y para su promotores, entonces estamos dejando de lado lo esencial de la competencia.

Estaríamos desvirtuando los criterios de ser mejor por lo que eres en un cuadrilátero y no solamente por lo que produces.

Maidana y Bradley, por ejemplo, también produjeron millones. Mucho menos, lo sé, pero dejaron pruebas de su honradez, su valor y talento en el ring.

Y sí, fueron mejores que Mayweather.

Seamos serios.

Luego la seguimos.