El fútbol mexicano quita restricciones a los ‘naturalizados’

Una decena de jugadores argentinos, brasileño y uruguayos se beneficiarán al terminar en junio próximo las restricciones para que los llamados 'naturalizados' dejen de ser considerados extranjeros en el fútbol mexicano.

México, 8 ene (EFE).- Una decena de jugadores argentinos, brasileño y uruguayos se beneficiarán al terminar en junio próximo las restricciones para que los llamados ‘naturalizados’ dejen de ser considerados extranjeros en el fútbol mexicano.

Hasta el Clausura 2013, que estará en curso, la Liga MX ha exigido una participación mínima de diez torneos para aceptar que los extranjeros que optaron por esta nacionalidad sean considerados como elementos locales en sus equipos.

Esta semana, el titular de la Liga Mx, Decio de María, informó que desde el próximo torneo Apertura 2014 dejará de considerar como extranjeros a los jugadores que tenga la ciudadanía, sin tener que cumplir requisitos adicionales.

Esta medida beneficiará a elementos como el uruguayo Jonathan Lacerda, del Santos; al brasileño Juninho, del Tigres; a los argentino Leandro Cufré y Facundo Erpen, del Atlas, al paraguayo Osvaldo Martínez, del América; al ecuatoriano Joao Rojas, del Cruz Azul.

Estos jugadores, entre varios más, cumplen ya con los requisitos para optar por su naturalización de acuerdo a las leyes que piden una residencia mínima de dos años o tener hijos nacidos en este país.

La Liga mexicana mantiene hasta ahora la postura de permitir que los equipos registren y puedan alinear con un máximo de cinco elementos extranjeros en los torneos.

El impacto que tendrá esta apertura, que comenzó hace más de una década, es visible en la selección mexicana con el llamado a nuevos mexicanos como los argentinos Lucas Lobos, Damián Álvarez (Tigres) y Christian Giménez (Cruz Azul).

Para el torneo Apertura 2013 están registrados 34 jugadores naturalizados y de 83 extranjeros.

Actualmente juegan como mexicanos 15 argentinos, 3 brasileños, 4 colombianos, un panameño y un uruguayo, además de que militan en los equipos once jugadores nacidos en Estados Unidos de padres mexicanos por lo que se les considera locales.

El equipo ‘Xolos’ de Tijuana es uno de los conjuntos que tiene más elementos no nacidos en México, un total de 13 registrados en el Clausura que comenzó este fin de semana pasado.

Entre los naturalizados en México están los colombianos Aquivaldo Mosquera y Luis Gabriel Rey (ambos con América),

los argentinos Rubens Sambueza (América), Daniel Ludueña (Pumas UNAM), José María Basanta y Neri Cardozo (Monterrey), el paraguayo Darío Verón (Pumas UNAM), con los brasileños Leandro Augusto (Pumas UNAM) y Lucas Silva (Monterrey).