Critican al Gobierno mexicano por el 3×1

Migrantes protestan por no ser consultados sobre los fondos

MÉXICO.— El Gobierno mexicano dará prioridad a los proyectos del Programa 3×1 impulsados por migrantes que apoyen la “Cruzada contra el Hambre”.

Pero este propósito representa un impacto directo a las intenciones de los emigrantes de ayudar a las poblaciones donde tienen familia.

“El Gobierno está tratando de inducir la inversión de las comunidades de migrantes a las áreas que él cree que hay más pobres, pero nosotros vemos en nuestros estados muchas otras que no están en esa lista”, observó Efraín Jiménez, director general de la Federación Zacatecana, con sede en Los Ángeles, y uno de los promotores más activos del 3×1.

“Lo que vamos a hacer con nuestros recursos es seguir aportando donde decidamos, porque ni siquiera nos consultaron este año: por primera vez en la historia del programa no convocaron a los clubes para dialogar sobre las reglas; y sí vamos a ser socios con dinero hay que serlo con todo”.

Este año, será obligatorio para cada una de las unidades del Gobierno, responsables del programa, informar de qué manera el 3×1 está contribuyendo a “los avances y las metas” de la Cruzada.

La legisladora Amalia García criticó los cerca de 13 millones de dólares autorizados para el 3×1, destinados como apoyo para proteger el espacio público, combatir las adicciones y para el desarrollo de los pueblos indígenas. “No es correcto porque para eso ya hay otros recursos”, dijo.