Propone Lara: Asegurar a indocumentados

El estado migratorio de las personas no debe impedir la cobertura de salud, afirma senador
Propone  Lara: Asegurar a indocumentados
Los indocumentados también merecen seguro médico como los estadounidenses.
Foto: Archivo

Son los jardineros, los que recogen la fruta, los cocineros, los lavaplatos y otros que trabajan de sol a sol para poder sobrevivir.

Sin embargo, muchos de estos inmigrantes indocumentados que toman los trabajos rechazados por muchos estadounidenses, carecen del derecho humano básico del que este país se enorgullece: el cuidado de la salud.

Aparte de los centros médicos comunitarios que brindan atención médica a bajo costo o sin pagar un centavo, los defensores de salud aseguran que esta comunidad aún queda desamparada.

Sin embargo, un legislador de California y defensores de salud a nivel estatal, están tratando de crear un programa dentro del mercado de seguros que provea cobertura para esta comunidad tan importante para la economía del estado.

“El estado migratorio de las personas no debe impedir la cobertura de salud, sobre todo porque sus impuestos contribuyen al crecimiento de nuestra economía”, dijo el senador Ricardo Lara, presidente del Comité Legislativo Latino de California.

“Si realmente estamos ayudando, vamos a reducir los costos de salud para el estado, debemos asegurar que todos tengamos acceso médico”.

Se calcula que un millón de inmigrantes indocumentados que carecen de seguro de salud no califican para cobertura médica a través de la reciente expansión de Medi-Cal o Covered California – beneficios de la Ley de Cuidado de Salud que establece que toda persona en este país debe estar asegurada. La ley entró en plena vigencia el 1 de enero de 2014.

Los centros de salud comunitarios brindan servicios médicos, de salud mental y cuidados dentales a inmigrantes indocumentados y otros a los que son subvencionados públicamente o sin seguro, sin importar su capacidad de pago.

Otros californianos de bajos ingresos reciben su atención por parte de redes de seguridad del condado, que cubren áreas limitadas en todo el estado.

Sin embargo, los defensores piensan que este tipo de cuidados médicosepisódicos no son adecuados.

Grupos de inmigrantes y defensores de la salud en todo el estado se están uniendo a los esfuerzos del senador para proveer otro tipo de alivio médico para esta comunidad vulnerable que contribuye un promedio de 2.6 millones de dólares en impuestos anuales.

“No se puede tener una situación en que sólo una parte de la comunidad es saludable y la otra no”, enfatizó Jim Mangia, Presidente y Director Ejecutivo de St. John’s Well Child & Family Center, una red de nueve centros de salud y clínicas en escuelas que brindan servicios médicos, dentales y mentales gratuitos a más de 75 mil niños y adultos en el área de Los Ángeles, incluyendo inmigrantes indocumentados.

“Toda la comunidad debe estar saludable, todo el mundo debe tener acceso a servicios de salud, independientemente de su estatus migratorio”.

“Existe un concepto erróneo de que los inmigrantes indocumentados no pueden pagar por cuidados médicos”, dijo Lara.

“Ése no es el caso. Estas son las personas que cuidan a nuestros hijos y que podan nuestros jardines y debemos asegurarnos de que tengan la cobertura médica que se merecen”.

“California y nuestro sistema de salud es más fuerte cuando todos tienen acceso a cuidados y cobertura médica”, afirmó Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California.

“Es más barato facilitar el acceso a cuidados primarios y atención preventiva que tratar una enfermedad ya cuando se desarrolla. Al asegurarnos que los californianos tengan ese acceso, los condados se pueden asegurar de que sus residentes estén saludables y que puedan contribuir económicamente a sus comunidades”.

Tomás Padilla, un jardinero en Long Beach, sabe poco sobre la ley conocida como Obamacare, pero espera que un día pueda gozar del mismo tipo de cuidados médicos que sus hijas, nacidas en Estados Unidos, en lugar de tener que pagar todo un día de trabajo para ver a un médico y comprar los medicamentos que éste le recete.

“Me paso mucho tiempo si voy a una clínica”, dijo.

“Pero cuando voy al doctor, pago como $30 por la consulta y mucho más por los medicamentos. Es realmente una situación difícil”, manifestó Padilla.

El Senador Lara está en el proceso de presentar una propuesta de ley que ampliaría el acceso a los cuidados médicos para todos los californianos, sin importar su estatus migratorio. Está analizando varias alternativas, que incluyen:

  • La creación de un programa dentro o fuera de Covered California que ofrecería subsidios estatales de seguros a inmigrantes indocumentados
  • Una mayor expansión de Medi-Cal o la implementación de un programa de seguro médico temporal que no recibiría fondos federales.

Brindar seguro médico a los indocumentados ayudará a California a convertirse en un estado más saludable porque la comunidad se sometería a revisiones regulares, exámenes de prevención y diagnósticos tempranos, lo cual prevendría cobros médicos costosos en hospitales públicos financiados por impuestos estatales y sanatorios privados, e idas a las salas de urgencias porque se piensa que son la única opción.

Para más detalles: www.asegurate.com