Estudiantes latinos en clara desventaja

Más de la mitad tienen profesores catalogados de bajo desempeño

Los estudiantes latinos son quienes tienen los peores maestros en California, en comparación con los estudiantes blancos o asiáticos, sostiene un estudio realizado por el profesor de la universidad de Harvard, Thomas J. Kane.

Este fue revelado como testimonio durante el juicio del caso Vergara v. California que inició hace dos semanas en una corte superior de Los Ángeles, con el que se busca eliminar la política de despido de maestros Last In First Out (El último en entrar es el primero en salir).

El estudio de Kane concluye que el 52.2% de los estudiantes Latinos tienen maestros ubicados en la categoría media a más baja en su desempeño. El 48.6% de los estudiantes negros tiene un maestro de este tipo, mientras un 38.5% de los blancos enfrenta esta situación.

“La falta de balance en la calidad de los que enseñan, lastima especialmente a los estudiantes más necesitados porque en lugar de asignar a maestros más eficientes para cerrar la brecha con los estudiantes blancos, se les asignan los menos eficientes, lo cual resulta en una brecha más grande el siguiente año”, testifico Kane, según reportó el diario Los Ángeles Times.

Julia Macias dice que desde sus primeros años en una primaria del Valle de San Fernando, perteneciente al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), ella se vio afectada académica y emocionalmente por la mala calidad de sus maestros.

“Te baja el autoestima tener como maestro a alguien que no te motiva ni te ayuda a mejorar. No estás aprendiendo, entonces todo esta mal, los resultados de las pruebas eran bajos, mis grados, y eso me quitaba toda mi energía y mis ganas de seguir adelante”, compartió la estudiante de secundaria, durante el primer día del juicio.

Macias es una de las nueve estudiantes representadas en la demanda, apoyada por la organización Students Matter.

Otro argumento notable del estudio fue que el daño que los malos maestros ocasionan a estudiantes de Los Ángeles es mayor que el que estos ocasionan a alumnos de distritos escolares como el de Nueva York, Dallas o Denver, entre otros.

María Brenes, directora ejecutiva de la organización Innercity Struggle que aboga por los derechos de los estudiantes latinos en el Este de Los Ángeles, cree que “existe una conexión entre la calidad de los maestros y la alta tasa de deserción escolar entre los estudiantes latinos de Los Ángeles”.

Brenes indicó que es evidente que maestros buenos y que crecieron dentro de la comunidad han sido víctimas de despidos “injustos” porque son nuevos en la profesión.

“Eran del tipo de maestros llenos de energía y con los que todos querían tomar clases, pero esos han sido los que comúnmente han perdido su trabajo cuando hay recortes”, compartió.

“Pienso que la comunidad latina debe poner atención a lo que los datos o resultados de los alumnos dicen sobre el trabajo de los maestros”, opinó Brenes, pero también dijo, que “hay que saber que problemas enfrentan y como la escuela o el distrito los apoya para ser mejores” .

Las demanda interpuesta en mayo del 2012 ha sido criticada por la Asociación de Maestros de California (CTA), la Federación de Maestros de California (CFT) y otros sindicatos de maestros en el estado, incluyendo el de Los Ángeles, UTLA. El juicio continuará hasta el mes de marzo.